Escuelapedia.com Ciencias Coloides o dispersiones coloidales

Avisos google

Coloides o dispersiones coloidales

Coloides o dispersiones coloidales

Cuando mezclamos un soluto en un solvente, existen tres tipos de dispersiones que se pueden formar: las soluciones, los coloides y suspensiones.

Las soluciones verdaderas son homogéneas, esto es, conseguimos observar (con el ojo desnudo o con un microscopio) una única fase, pues el tamaño de las partículas dispersas son menores que 1 nm. Además, no es posible separar sus componentes por medio de procesos físicos como una filtración.

El opuesto total son las suspensiones, que son heterogéneas. Observamos dos fases o más, siendo que el tamaño de las partículas dispersas es superior a 1000 nm y es posible separar sus componentes usando procesos físicos, esas partículas pueden ser retenidas por un filtro.

Los coloides son suspensiones que se sitúan entre esos dos tipos de dispersiones. A simple vista, vemos que el coloide es una solución verdadera, pero con la ayuda de un microscopio notamos que en realidad se trata de una mezcla heterogénea.

Por ejemplo, la leche es un coloide en el cual vemos sólo una etapa blanca, pero, bajo la mirada del microscopio, nos damos cuenta que hay grasas dispersadas en agua.

Leche coloide

Visión de la leche con microscopio

El tamaño de las partículas dispersadas en los coloides es entre 1 y 1000 nm y ellas no se sedimentan bajo acción de la gravedad, pero quedan dispersas en toda la extensión de la dispersión. Para separarlas, se puede usar una ultracentrífuga.

La sangre es otro ejemplo de coloide. A continuación tenemos una muestra de sangre que al ojo desnudo parece ser homogénea, pero bajo un microscopio vemos sus componentes. En la imagen introductoria en este texto, vemos que sus partículas se sedimentaron con el uso de la ultracentrífuga.

Sangre bajo el microscopio

Vista de sangre bajo el microscopio

Una de las propiedades que presentan los coloides es dispersar la luz que pasa a través de sus partículas. Esto sucede debido al efecto Tyndall.

Existen varios tipos de mezclas que son dispersiones coloidales, por eso fue hecha una clasificación de esos coloides conforme al tipo de solvente y soluto que lo componen. De acuerdo a esa clasificación, tenemos cinco tipos de coloides, que son:

  • 1. Espuma: gas disperso en sólido o líquido. Ejemplos: piedra pómez, clara en nieve, crema batida, esponja.
  • 2. Emulsión: líquido disperso en otro líquido o sólido. Ejemplos: leche, mayonesa, queso y mantequilla.
  • 3. Sol: sólido disperso en un líquido. Ejemplos: sangre, rubíes, perlas y goma de mascar.
  • 4. Gel: líquido disperso en un sólido. Ejemplos: champú, gelatina.
  • 5. Aerosol: sólido o líquido disperso en un gas. Ejemplos: humo, niebla, spray y humidificador de aire.
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado