Escuelapedia.com Historia Civilización islámica

Avisos google

Civilización islámica

Civilización islámica

La civilización islámica se encuentra hasta hoy en la Península Arábiga y fue fundada por Mahoma (570 – 632 d.C.), el gran profeta del Islam, la famosa religión musulmana. Conoce la historia de esta gran civilización que es formada enteramente basada en su religión, además de saber sobre su cultura y costumbres.

El surgimiento de la civilización islámica

La región de la Península Arábiga fue habitada por varias tribus, no poseía una unidad política o cultural, ni una religión fija. Eran politeístas y adoraban a diversas imágenes de dioses en la ciudad de la Meca, que era una capital comercial de la región. Hasta que apareció Mahoma, predicando su religión y transformando todo el pueblo de aquella religión en seguidores de la fe islámica.

Con el tiempo, Mahoma (Abu l-Qāsim Muḥammad ibn ʿAbd Allāh al-Hāšimī al-Qurayšī) y el Islam se volvieron cada vez más fuertes y ganaron más adeptos. Luego consiguieron dominar La Meca, y entonces unificaron todos los pueblos, dejando un único gobierno en el poder de todo este enorme territorio. Este gobierno tenía esa nueva religión como oficial, y todas las leyes judiciales de ese territorio eran fundamentadas en la ley de Dios.

Islam después de la muerte de Mahoma

En el año 634 el gran profeta y líder del Islam, Mahoma, murió, y en su lugar otros hombres fueron designados para gobernar el territorio. Esos líderes eran llamados de califas, y los primeros cuatro musulmanes designados como jefes fueron: Abu Bakr, Omar ibn al-Khattab, Uthman ibn Affan y Ali Abi Talib. Ellos eran considerados correctamente guiados por los preceptos de la religión musulmana.

Los califas trataron de continuar la obra de Muhammad, y salieron a predicar su religión tratando de ampliar su territorio. Consiguieron dominar Palestina, Siria, Egipto, Persia, África del Norte, entre otros. El líder musulmán respetaba los pueblos dominados, exigiendo apenas que ellos pagasen algunos tributos.

Dinastías del Islam

Después de la muerte del cuarto califa, comenzó la dinastía Omeya, que duró desde el año 661 hasta el año 750, y los diferentes líderes de esta dinastía fueron capaces de expandir el territorio islámico, dominando la Península Ibérica. Pero se formó un grupo de rebeldes que tomaron el poder de los omeyas y fundaron una nueva dinastía, el califato abasí, la segunda dinastía de califas suníes.

Al-Abbas Al Saffa, que era pariente de Mahoma, fue quien lideró la revuelta comenzando la nueva dinastía y convirtiéndose en el nuevo califa. Los líderes de abasís gobernaron el imperio islámico desde el 750 hasta 1258, y entre los 37 califas de la dinastía uno de los más famosos y aclamados fue Harun el-Rashid. Después de su muerte, el imperio comenzó a desfragmentarse de forma gradual y varias regiones fueron liberándose y creando su propia dinastía. Tres grandes imperios fueron construidos: el Mongol en India; el Otomano en el Oriente Medio y el Safawi en Persia.

Curiosidades culturales y religiosas del Islam

  • El Islam tiene algunos pilares que deben ser seguidos por su pueblo, entre ellos está visitar la Meca por lo menos una vez en la vida y visitar la mezquita todos los viernes.
  • Los musulmanes consideran como sagrados tres lugares en el mundo: La Kaaba (principal mezquita de la Meca), Medina (ciudad donde se inició el Islam) y Jerusalén (donde vivían varios profetas anteriores a Mahoma).
  • La mayor parte de la cultura islámica se relaciona con la religión, sobre todo su arte, que consiste en una gran mezcla de varias artes orientales. Entre sus artes más típicas se encuentran el tapiz y la caligrafía.
  • Los islamistas tienen dos fiestas tradicionales: la del Gran Sacrificio que es celebrada en el último mes del calendario musulmán para celebrar la obediencia de Abraham por haber aceptado sacrificar a su hijo a pedido de Dios; y el Ramadán, donde practican el ayuno desde el alba hasta la puesta de sol, y está marcado por varias oraciones colectivas y actos de caridad.
  • La ropa que usan (túnicas largas y velo para las mujeres) es un ejemplo de las prendas utilizadas por el profeta Mahoma, que oculta toda la sexualidad del cuerpo y hace que sea más fácil arrodillarse para realizar la oración.
  • Hoy en día el Islam es la segunda religión más grande en el mundo y se caracteriza por varios gobiernos fundamentalistas que generan las guerras por motivos religiosos.
image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado