Avisos google

Cistitis

Cistitis

La cistitis intersticial es una enfermedad crónica que se caracteriza por la irritación o inflamación de la pared de la vejiga, que puede causar cicatrización y engrosamiento de la misma, reduciendo la capacidad de la vejiga.

Generalmente, la cistitis es causada por la bacteria Escherichia coli, que es presente de forma natural en el intestino. La gran mayoría de los enfermos de cistitis son mujeres debido a las características anatómicas femeninas que favorecen la infección, ya que la uretra de las mujeres está más cerca del ano y es mucho más corta que la del hombre.

En la menopausia, hay una pérdida de las defensas naturales debido a la baja producción de hormonas, lo que aumenta la incidencia de la cistitis en mujeres en esa etapa.

Otros factores que favorecen el desarrollo de la cistitis en mujeres es baja resistencia debido a la diabetes o la enfermedad del SIDA, flujo vaginal y relaciones sexuales frecuentes, ya que el pene puede causar fricción en la región genital, favoreciendo la aparición de infecciones.

En los hombres mayores de 50 años, el crecimiento de la próstata y la retención de orina en la vejiga pueden causar cistitis.

Síntomas de la cistitis

  • Aumento de la frecuencia de la micción;
  • Necesidad urgente de orinar;
  • Dolor en la vejiga;
  • Ardor, dolor y dificultad para orinar;
  • Dolor durante las relaciones sexuales;
  • Molestia o dolor en el pene y el escroto;
  • Dolor de espalda en el bajo vientre;
  • Presencia de olor característico o incluso sangre en la orina.

Tratamiento de la cistitis

El tratamiento de la cistitis se realiza con antibióticos, de acuerdo con el tipo de bacterias que se encuentran en análisis de orina dentro de laboratorio, con una buena probabilidad de curación si el tratamiento es seguido de la detección precoz.

Prevención de la cistitis

  • Higiene adecuada;
  • Beber mucha agua para favorecer la eliminación de las bacterias de la vejiga;
  • Evitar contener la orina en la vejiga durante largos períodos;
  • Orinar después de las relaciones sexuales para ayudar a eliminar las bacterias;
  • Evitar el consumo de cigarrillos, alcohol, cafeína y especias fuertes que irritan las vías urinarias;
  • Intercambiar los tampones con frecuencia para evitar la proliferación de bacterias en el área genital.
image_pdfimage_print
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado