Avisos google

Célula madre

Célula madre

Las células madre, conocidas como células estaminales (indiferenciadas), poseen la capacidad de transformarse con mayor facilidad en cualquier célula del cuerpo (auto-replicación), pudiendo así replicarse varias veces, diferentemente de otras células del organismo.

Este tipo de células se puede encontrar en las células embrionarias y en diversas partes del cuerpo, por ejemplo, en la sangre, en la placenta, en el cordón umbilical, en la médula ósea, entre otros.

Además, esa capacidad de renovación que sucede por medio de la división celular (mitosis y meiosis), puede ocurrir de manera inducida en las células madre después de periodos de inactividad.

De esa manera, actualmente, los estudios de ingeniería genética han avanzado mucho, visto que los científicos apuestan en la manipulación de células madre para fines terapéuticos, cura y tratamiento de determinadas enfermedades degenerativas y crónicas, traumas y recuperación de tejidos dañados.

Tipos de células madre

Encontradas en los embriones (aproximadamente 5 días después de la fecundación), las células madre embrionarias se destacan por el proceso llamado de ‘diferenciación celular’, una vez que presentan alta capacidad de transformarse en cualquier tipo de célula, generando así células especializadas y de diferentes tejidos del cuerpo.

Desde que las primeras células madre embrionarias se pusieron a prueba a principios de los años 80, a partir de embriones de ratón, hasta hoy, hay muchas investigaciones y descubrimientos en el área médica.

Las células madre embrionarias se clasifican en:

Totipotentes, que generan tejidos extraembrionarios originando organismos completos, por ejemplo, el óvulo fecundado (cigoto);

Pluripotentes (multipotentes), especializada en la generación de células de tres capas germinales embrionarias (ectodermo, mesodermo y endodermo), por ejemplo las células de la masa celular interna del blastocito.

En otras palabras, las células madre totipotentes, tienen la capacidad de diferenciarse en todos los tejidos en el cuerpo, mientras que las células madre pluripotentes son capaces de convertirse en casi todos los tejidos del cuerpo, excepto placenta y anexos embrionarios.

Células madre adultas

Son células indiferenciadas que poseen la función de renovar y reparar los tejidos del cuerpo. Son encontradas en todas las partes del cuerpo humano y retiradas de los propios pacientes para fines medicinales.

Con respecto a las células madre embrionarias, las células adultas no son derivadoa de tejidos embrionarios y tienen la capacidad de transformarse en menor escala.

En otras palabras, las células madre adultas presentan mayor dificultad para dividirse que las embrionarias y, por eso, los estudios actuales utilizan en gran parte las células madre embrionarias, con el fin de producir otras.

Hay dos tipos de células madre: oligotentes, que se diferencian en unos pocos tejidos y unipotentes, que se transforman en un solo tejido.

Contenidos recomendados
Recomendado