Escuelapedia.com Ciencias Celentéreos y platelmintos

Avisos google

Celentéreos y platelmintos

Larva de Schistosma

Larva de Schistosma © Wikimedia Commons

Los celentéreos, también conocidos como cnidarios, son animales de cuerpo blando y gelatinoso, de ambiente acuático, siendo en su mayoría de hábitat marino. Hasta hoy fueron catalogadas aproximadamente 11 mil especies de celentéreos y sus representantes más conocidos son los corales, las medusas y las anémonas de mar.

Hay dos formas de animales entre los celentéreos: en la forma de pólipo o polipoide y en la forma de medusa o medusoide, siendo que la mayoría de las especies de celentéreos presentan ambas formas corporales en su ciclo de vida.

La forma de pólipo tiene uno de sus extremos libres, mientras que la otra se fija a un sustrato. Al final, encontramos los tentáculos libres y la boca del animal. Aunque la mayoría de las formas polipoides sean sésiles, algunos pueden exhibir poca movilidad y deslizarse lentamente, como ocurre con las anémonas de mar.

Los celentéreos con forma medusoide son de vida libre y su forma se asemeja a un paraguas. La boca de estos animales se encuentra en la parte inferior y sus tentáculos pueden aparecer alrededor de la boca y también en los bordes del cuerpo. Estos animales nadan rápidamente a través de la expulsión de chorros de agua.

Animales diblásticos (característicos por dos tubos germinativos) y con simetría radial, los celentéreos fueron los primeros en la escala evolutiva en presentar cavidad gastrovascular. Poseen en toda la superficie corporal, con gran concentración en los tentáculos y alrededor de la boca, células llamadas de cnidocitos o cnidoblastos que son responsables por la defensa y también captura de presas. Las células epidérmicas de algunos celentéreos, como los corales, producen un exoesqueleto calcáreo y de sustancias orgánicas.

Los celentéreos tienen sistema digestivo incompleto con digestión extra e intracelular y sistema nervioso difuso, con la red nerviosa extendida por todo el cuerpo. Estos animales carecen de sistema circulatorio, respiratorio y excretor, y todos cuentan con reproducción sexual y asexual. La reproducción asexual puede ocurrir por gemación y la reproducción sexual se realiza a través de gametos producidos por las células intersticiales. Existen especies de celentéreos monoicas y dioicas, y la fecundación puede ser interna o extenra.

Los celentéreos se dividen en cuatro clases: Hydrozoa, Scyphozoa, Cubozoa y Anthozoa.

Los animales englobados en este filo poseen cuerpo aplanado ventralmente y se encuentran en agua dulce y salada, en ambientes húmedos o tierra seca como parásitos en el interior de otros animales.

Los platelmintos son animales triblásticos, acelomados y con simetría bilateral. Presentan sistema digestivo incompleto y el sistema nervioso se compone de dos ganglios cerebrales ubicados en la parte anterior del cuerpo, siendo el sistema nervioso de ellos más desarrollado que el de los celentéreos. La excreción de estos animales es hecha usando células ‘en llama’, y los sistemas circulatorio y respiratorio están ausentes.

La reproducción en los platelmintos es muy variada, con especies dioicas y monoicas. Algunas especies tienen capacidad de regeneración y realizan la reproducción asexuada, como las planarias (Turbellaria), mientras otras tienen reproducción sexual, como los gusanos parasitarios Schistosoma mansoni.

Los platelmintos se dividen en tres clases: Turbellaria, Cestoda y Trematoda. Muchos de ellos son responsables de varias infecciones parasitarias humanas tales como la esquistosomiasis, la teniasis, cisticercosis, entre otros.

Recomendado