Avisos google

Caín y Abel

Cain y Abel

La historia de Caín y Abel está documentada en el libro de Génesis de la Biblia. Para el cristianismo, este habría sido el primer homicidio de la historia de la humanidad. Abel era pastor de ovejas y Caín labrador.

Narrativa

Adán y Eva, después de ser expulsados del jardín del Edén, tuvieron un hijo, llamado Caín y, posteriormente, tuvieron Abel. Los dos hermanos crecieron juntos, hasta que Caín decidió dedicarse a su función como labrador. Él rápidamente obtuvo un alto estatus en la élite de la sociedad de la época, haciendo un diferente camino del que tendría su hermano. Abel se habría convertido en un cuidador de un rebaño.

En determinada ocasión, Caín y su hermano más joven Abel presentan ofrendas a Dios. Caín presentó frutos de la tierra y Abel ofreció las primicias de su rebaño (una oveja). La oferta de Abel habría agradado a Dios, mientras que la de Caín no lo hizo, decayendo su ánimo. [Génesis 4:3-5]

Dios le dice a Caín: ‘Si bien hicieres, ¿no serás enaltecido? y si no hicieres bien, el pecado está a la puerta; con todo esto, a ti será su deseo, y tú te enseñorearás de él.’ [Génesis 4-7]

Poseído por los celos, Caín lanzó una emboscada a su hermano. Abel sugirió que ambos fuesen al campo y, una vez allí, Caín mató a su hermano.

Respondiendo con arrogancia al ser interpelado por Dios, el Creador lo condenó al destierro del suelo, además de ser condenado a la condición de errante por el mundo, que parte en busca de un futuro indefinido en un desierto de hombres. Caín lamentó la severidad de su castigo y mostró ansiedad en cuanto a la posibilidad del asesinato de Abel ser vengado en él, pero, incluso así, no mostró arrepentimiento. El Creador estableció una señal para Caín, el signo protector que designa la criatura de Dios, la marca del hijo de Adán, para impedir que fuese muerto, pero el registro no dice que esa señal fuese colocada de alguna forma en el propio Caín. Dios dice todavía que quien matase sería castigado siete veces.

Tras el asesinato de Abel, Caín habría partido para la tierra de la Fuga (Nod o Node), al este del Edén, llevando consigo a su esposa, cuyo nombre no es mencionado en la Biblia.

Rechazo del sacrificio

La Biblia no dice claramente que la razón por la que el sacrificio de Caín fue rechazado, pero tradicionalmente hay algunas interpretaciones bíblicas que intentan explicar el hecho.

Algunas fuentes indican que el sacrificio de Caín no habría agradado a Dios, porque los sacrificios a Dios deberían tener el derramamiento de sangre. Así como Adán y Eva cometieron el pecado original intentando esconderse con hojas, pero esto no esconde el pecado a Dios, que al ver mata a un cordero y los viste con piel del animal.

Otras fuentes dicen que el sacrificio de Abel fue ofrecido con fe, en vista de la declaración bíblica siguiente:

‘Por la fe Abel ofreció a Dios más excelente sacrificio que Caín, por lo cual alcanzó testimonio de que era justo, dando Dios testimonio de sus ofrendas; y muerto, aún habla por ella.’ (Hebreos 11:4).

Sin embargo, la más fuerte de todas las hipótesis bíblicas es la de que el sacrificio de Caín no tiene una enseñanza profética. Ya el de Abel apuntaba directamente para la profecía que se cumpliría en el nuevo testamento, donde el cordero eterno sería sacrificado para la salvación de la humanidad, refiriéndose directamente a Jesucristo.

Contenidos recomendados
Recomendado