Avisos google

Bronquiolitis

BronquiolitisLa bronquiolitis es una enfermedad aguda que afecta al sistema respiratorio y es la causa principal de hospitalización de niños durante los primeros dos años de vida.

En la bronquiolitis, después de ocurrir daños a los bronquiolos, se puede iniciar un proceso de cicatrización. Ese reparo del daño puede resultar en el estrechamiento de las vías respiratorias. Entre las distintas causas se mencionan el fuego, el tabaquismo, la cocaína, los daños por inhalación de polvo, las reacciones inducidas por medicamentos, los gases tóxicos y las infecciones respiratorias.

Su etiología es generalmente viral. El virus más comúnmente implicado es el virus sincitial respiratorio humano (VSR), aunque también pueden llevar a esta afección otros virus como la influenza, el rinovirus o el adenovirus.

La infección se produce en los bronquiolos y es caracterizada por un aumento de la secreción de moco, edema y necrosis del epitelio mucoso, asociado o no con broncoespasmo, con sintomatología de obstrucción de las vías aéreas inferiores. Los síntomas presentados por los pacientes incluyen el siguiente cuadro clínico:

  • Tos severa.
  • Fiebre de bajo grado.
  • Dificultad para respirar, sibilancias, incluyendo los movimientos de respiración rápida o incluso apnea.
  • Vómito.
  • Disminución del apetito.
  • Dolor de oído (en los niños).
  • Cianosis.
  • Ojos enrojecidos debido a la aparición de conjuntivitis.
  • Apertura y cierre de las fosas nasales.

El diagnóstico se basa en el cuadro clínico presentado por el paciente. Una radiografía de tórax puede ayudar a confirmar el diagnóstico. Existe un examen de las secreciones nasales o pulmonares que pueden confirmar la presencia de VSR.

Cuando la causa de la bronquiolitis es el VSR, normalmente el paciente no requiere de tratamiento. Pueden utilizarse medicamentos para aliviar los síntomas, mientras tanto, aún no fue verificada la existencia de alguna medicación eficaz para cambiar la evolución de una bronquiolitis causada por ese virus.

Es posible que los niños pequeños requieran de ingreso en el hospital para ser tratados y efectuarse el seguimiento de la enfermedad. El tratamiento en este caso es de soporte, con uso de oxígeno. Existe la posibilidad del uso de epinefrina por inhalación, también se pueden usar broncodilatadores y esteroides en un intento de mejorar el marco clínico. En los casos graves, los niños pueden recibir el antiviral ribavirina (o virazole), aunque se utiliza sólo en casos especiales, cuando así lo solicite el médico.

La prevención de algunos casos se realiza evitando el contacto con individuos enfermos, ya que se sabe que la infección con este virus ocurre de forma epidérmica en algunas comunidades.

Datos sobre el articulo
Opiniones del artículo
Recomendado