imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

Las gemas, los camafeos, la metalistería y la cristalería de la Antigua Roma

0 DE 0 VOTOS
Fran GarcíaFran García

Gemma Augustea arte romano

En la Roma antigua las llamadas artes menores, la metalistería, el tallado de gemas o el soplado y moldeado del vidrio, aunque tuvieron un desarrollo menor, fueron muy apreciadas. Los nombres de los artistas rara vez se realizaron constar, sin embargo sabemos al grabador de los sellos oficiales del emperador Augusto, un autor llamado Dioscórides.

Se conservan un gran número de camafeos y piedras preciosas grabadas en hueco, con retratos y figuras mitológicas, así como algunos grandes camafeos con escenas narrativas y alegóricas. Entre las más destacadas están la Gemma Augustea (fundamentos del siglo I d.C., Kunsthistorische Museum de Viena), dedicada a Augusto y el Gran Camafeo de Francia (París, Biblioteca Nacional), desarrollado en honor de Tiberio, sucesor de Augusto.

Los orfebres fueron diestros en la realización de gemas de metales preciosos y costosas vajillas. Se han encontrado vajillas de plata romanas en una villa en Boscoreale y en la hogar de Menander en Pompeya. Ambos tesoros, enterrados por la erupción del Vesubio, incluyen motivos abstractos, vegetales y figurativos. Los trabajos en miniatura más divulgados del arte romano fueron las monedas acuñadas en oro, plata y cobre. Bajo el Imperio, las monedas exponían en el lado anverso los retratos de los emperadores y en el reverso representaciones de dioses, de edificios o de relatos mitológicos.

El vidrio romano, pese a su fragilidad, se ha preservado en cantidades considerables. La fabricación incluyó las técnicas del vidrio moldeado y del vidrio soplado, además de variantes lujosas como los camafeos de cristal (vaso Portland, siglo I d.C., Museo Británico de Londres), los mosaicos vítreos (ejemplos del siglo I a.C. en el Museo del Vidrio de Corning, Nueva York), los fondos de oro (vidrios ornamentados por el reverso con pan de oro, ejemplos varios del siglo IV d.C. en el Museo Metropolitano de Nueva York) y la diatreta (vasos torneados), vasijas de cristal de una pieza con figuras talladas en altorrelieve sobre la superficie exterior (vaso Licurgo, siglo IV d.C., Museo Británico).

El vaso Portland

El vaso Portland (Museo Británico, Londres), desarrollado en el siglo I d.C. y decorado con pasajes del mito de Peleo y Tetis, constituye el punto terminante de la cristalería romana y un extraordinario ejemplo de los camafeos de cristal. Primero, se soplaba el cristal azul para conquistar la forma. Luego, estando aún templado y viscoso, se cubría con una capa de cristal blanco que se fundía con el cristal azul. Finalmente el artista eliminaba de manera selectiva, conforme un diseño previo, el cristal blanco y descubría el azul de debajo.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados