imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

La era de las big bands del jazz

0 DE 0 VOTOS
EscuelapediaEscuelapedia

Ella Fitzgerald jazz

A lo largo de la década de 1920 hubo conjuntos de jazz que comenzaron a tocar siguiendo el modelo de las bandas de baile de sociedad, configurando las que se dieron en llamar big bands. Fueron tan conocidos en las décadas de 1930 y 1940 que este periodo se conoce como la era del swing. Uno de los trazos más importantes en el nacimiento de la era del swing fue un cambio en el ritmo que suavizaba los compases en dos tiempos del estilo Nueva Orleans, usando un compás más fluido, de cuatro tiempos. Los músicos igualmente realizaron el uso de estructuras melódicas cortas, denominadas riffs, con pautas de cuestiona y respuesta. Para abastecer dicho procedimiento las orquestas se dividieron en secciones instrumentales, cada una con sus propios riffs, dando la ocasión a los músicos para que tocasen solos o improvisaciones espaciosas.

El desarrollo de las big bands como medio jazzístico se debió en gran parte a Duke Ellington y Fletcher Henderson. Henderson y su arreglista, Don Redman, coadyuvaron a la introducción de las partituras en la música de jazz, aunque igualmente pretendieron captar la calidad improvisatoria que caracterizaba a la música de los cúmulos reducidos. Para la consecución de sus propósitos contaron con la contribución de solistas muy dotados, como el saxofonista tenor Coleman Hawkins.

Ellington dirigió durante la década de 1920 una banda en el Cotton Club de Nueva York. Continuó dirigiendo su orquesta hasta su fallecimiento en 1974, y compuso piezas de concierto, coloristas y experimentales, con una permanencia que podía ir de los tres minutos de “Koko” (1940) a la hora de Black, Brown and Beige (1943), así como los asuntos “Solitude” y “Sophisticated Lady”. La música de Ellington, más compleja que la de Henderson, hizo de su orquesta un conjunto conexionado, con solos escritos en especial para instrumentos y músicos determinados. Otras bandas en la tradición de Ellington y Henderson fueron las lideradas por Jimmie Lunceford, Chick Webb y Cab Calloway.

A lo largo de la década de 1930 se desarrolló en Kansas City un estilo diferente de jazz para big band, cuyo máximo ejemplo fue la banda de Count Basie. La banda de Basie es un reflejo del énfasis del suroeste americano en la improvisación, al mismo tiempo que conserva pasajes escritos (o memorizados) parcialmente cortos y simples. Los instrumentos de viento intercambiaban los riffs de conjunto, e interactuaban con grandes dosis de ritmo y pausas para adaptarse a los extensos solos instrumentales. El saxofonista tenor Lester Young tocaba especialmente con una libertad rítmica que ocasionalmente se encontraba en las improvisaciones de los solistas de otras bandas. La delicadeza del tono de Young, sus melodías fluidas, a las que ocasionalmente dotaba de un toque vanguardista y de una especie de gorjeos (juego de voz en tonos agudos), abrirían un nuevo trayecto, como ocurriera con la manera de tocar de Armstrong en la década de 1920.

Otras figuras que hicieron escuela a finales de la década de 1930 fueron el trompetista Roy Eldridge, el guitarrista Charlie Christian, el batería Kenny Clarke y el vibrafonista Lionel Hampton. Los cantantes de jazz de la década de 1930 emplearon una forma de representar más flexible y estilizada. Ivie Anderson, Mildred Bailey, Ella Fitzgerald y, especialmente, Billie Holiday fueron las figuras más destacadas.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados