imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

Historia del cine

0 DE 0 VOTOS
Fran GarcíaFran García

Historia del cine

La historia del cine comprende la evolución histórica del arte audiovisual conocida como cinematografía.

La invención de la cámara de cine fue antecedida por muchos inventos asociados con experimentos en el ámbito del movimiento y la visión. Conforme se iba perfeccionando la fotografía, el próximo paso natural sería conquistar la imagen en movimiento. A partir del zoetropo, se experimentó en todas las direcciones hasta la invención del cine.

El cine se desarrolló desde el punto de vista científico antes de que sus probabilidades artísticas o comerciales fueran conocidas y exploradas. Uno de los primeros progresos científicos que condujo directamente al desarrollo del cine fueron las observaciones de Peter Mark Roget, secretario de la Real Sociedad de Londres, que en 1824 publicó una destacada obra científica con el título de Persistencia de la visión en lo que afecta a los objetos en movimiento, en el que establecía que el ojo humano retiene las imágenes durante una fracción de segundo tras que el sujeto para de tenerlas delante. Este hallazgo estimuló a varios científicos a inspeccionar para procurar de esclarecer el principio.

Los primeros experimentos

Tanto en Estados Unidos como en Europa, se animaban imágenes dibujadas a mano como forma de diversión, empleando dispositivos que se realizaron conocidos en los salones de la clase media. Específicamente, se demostró que si 16 imágenes de un movimiento que sucede en un segundo se hacen pasar alternativamente igualmente en un segundo, la persistencia de la visión las une y hace que se vean como una sola imagen en movimiento.

El zoótropo que ha ido hasta la actualidad está formado por una serie de dibujos impresos en sentido horizontal en bandas de papel puestas en el interior de un tambor giratorio montado sobre un eje; en la mitad del cilindro, una serie de ranuras verticales, por las cuales se mira, permiten que, al girar el aparato, se perciban las imágenes en movimiento. Un ingenio algo más preparado era el praxinoscopio, del autor francés Charles Émile Reynaud, que consistía en un tambor giratorio con un anillo de espejos dispuesto en el centro y los dibujos dispuestos en la pared interior del tambor. Según giraba el tambor, los dibujos parecían reembolsar vida.

En aquellos mismos años, William Henry Fox Talbot en el Reino Unido y Louis Daguerre en Francia trabajaban en un nuevo hallazgo que posibilitaría el avance del cineasesinógrafo: la fotografía, ya que sin este invento previo no existiría el cine. Hacia 1852, las fotografías comenzaron a sustituir a los dibujos en los artilugios para ver imágenes animadas. A medida que la velocidad de las emulsiones fotográficas creció, fue posible fotografiar un movimiento real en lugar de poses fijas de ese movimiento. En 1877 el fotógrafo angloamericano Eadweard Muybridge usó una batería de 24 cámaras para grabar el ciclo de movimientos del galope de un caballo.

Un paso importante hacia el avance de la primera cámara de imágenes en movimiento fue el que dio el fisiólogo francés Étienne Jules Marey, cuyo cronofotógrafo portátil (una especie de fusil fotográfico) movía una única banda que posibilitaba alcanzar doce imágenes en una placa giratoria que completaba su revolución en un segundo. Pero, su tira de cinta consistía en un papel mojado en aceite que se doblaba y se desgarraba con facilidad. Hacia 1889, los autores americanas Hannibal Goodwin y George Eastman realizaron más tiras de emulsión fotográfica de alta velocidad (que precisaban poco tiempo para impresionarse) montadas en un celuloide resistente: su innovación eliminó un obstáculo fundamental en la experimentación con las imágenes en movimiento.

Thomas Alva Edison y William K. L. Dickson

Hasta 1890, los científicos se encontraban interesados especialmente en el avance de la fotografía más que en el de la cinematografía. Esto modificó en el momento en que el antiguo autor, y así pues ya industrial, Thomas Alva Edison erigió el Black Maria, un laboratorio cerca de West Orange (Nueva Jersey), que se transformó en el lugar donde realizaba sus experimentos sobre imágenes en movimiento y el primer estudio de cine del mundo. Edison está estimado por algunos como el diseñador de la primera máquina de cine, el kinetoscopio, sin embargo en realidad ni fue él el autor ni el invento era propiamente una cámara de cine. Su ayudante, William K. L. Dickson fue quien hizo en realidad casi toda la obra, diseñando el método de engranajes, aún empleado en las cámaras actuales, que permite que la cinta corra dentro de la cámara, e incluso fue él quien por vez primera consiguió en 1889 una rudimentaria imagen con sonido. El kinetoscopio, patentado por Edison en 1891, tenía unos 15 metros de cinta en un bucle interminable que el televidente —individual— tenía que ver a través de una pantalla de incremento. El artefacto, que funcionaba depositando una moneda, no puede considerarse por consiguiente un espectáculo público, y quedó como una curiosidad de salón que en 1894 se veía en Nueva York, y antes de concluir ese año, en Londres, Berlín y París.

Los hermanos Lumière

Los experimentos sobre la proyección de imágenes en movimiento visibles para más de un televidente se encontraban desarrollando simultáneamente en Estados Unidos y en Europa; en Francia, pese a no contar con la gran infraestructura industrial de Edison, los hermanos Louis y Auguste Lumière aparecieron al cineasesinógrafo, invento que era al tiempo cámara, copiadora y proyector, y que es el primer aparato que se puede calificar legítimamente de cine, por lo que la fecha de su presentación pública, el 28 de diciembre de 1895, y el nombre de los autores son los que han quedado admitidos universalmente como los comenzadores de la historia del cine. Los hermanos Lumière produjeron además una serie de cortometrajes con gran éxito, de género documental, en los que se exponían diversos elementos en movimiento: obreros saliendo de una fábrica, olas rompiendo en la orilla del mar y un jardinero regando el césped. Uno de sus cortometrajes más efectistas para procurar de esclarecer las probabilidades del nuevo invento fue el que mostraba a un tren correo avanzando hacia el televidente, lo que provocaba gran impresión en el público receptor. El cine que se producía mientras en el estudio de Edison era más teatral: números circenses, bailarinas y artistas dramáticos que actuaban para las cámaras. Pero para así pues el equipamiento elemental ya había sido estandarizado siguiendo el modelo del cineasesinógrafo de los hermanos Lumière, y las cintas se comenzaron a comercializar a escala internacional.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados