imagen Historia sumergida

#Historia sumergida

Momentos que hicieron historia

Grandes figuras revolucionarias: Napoleón Bonaparte

0 DE 0 VOTOS
EscuelapediaEscuelapedia

Napoleon Bonaparte militar

Al legendario Arthur Wesley, el duque de Wellington, se le preguntó quién era el general más grande de todos los tiempos. Su respuesta: ‘En esta era, en la era pasada, en cualquier era, Napoleón’. Wellington fue el general que derrotó a los franceses en Waterloo. Napoleón heredó y corrompió – o salvó, dependiendo de a quién se pregunte – una revolución que no era suya. Terminó con la República Francesa para exportar sus ideales por la fuerza, por las botas de sus soldados, en lo que costaría la vida de hasta 6.000.000 de europeos. ‘Napoleón no fue el padre del caos. Era el heredero del caos, tanto en casa como en el exterior’, afirmó el fallecido historiador militar Robert B. Asprey en El ascenso de Napoleón Bonaparte (The Rise of Napoleon Bonaparte).

Poco después de ser disuelta la monarquía en 1792, la República Francesa de nueva creación estaba en guerra con los reinos vecinos. Durante esta década, el oficial nacido en la isla de Córcega, de una familia italiana, acabó tomando parte de diversas campañas, subiendo vertiginosamente en la carrera. Era entonces aliado de los jacobinos, el ala más radical de los revolucionarios. En medio de una de esas guerras, en 1799, acabó volviéndose el ‘cónsul’ del país, en un golpe que acabó con la autoridad de la República. En 1804, recibiría del papa Pio VII una corona hereditaria de Emperador de Francia, acabando de un solo golpe con cualquier máscara de republicanismo.

La monarquía no significó la paz. Napoleón dejaría Europa de rodillas, exportando la Revolución Francesa por el continente. ¿Cómo hizo eso? Es algo que forma parte de su mito, porque no hay una respuesta obvia. Las tácticas napoleónicas estaban al alcance de cualquier ejército. Él no inventó nada – y se jactó de ello. Dice que, después de 60 batallas no había aprendido nada nuevo que no supiera en la primera.

La infantería era el núcleo de la fuerza. Cabía a la caballería obstaculizar los movimientos de la infantería enemiga, dejándola en una posición vulnerable. La artillería pondría a todos a correr, si podía llegar a la posición de ataque. El truco consistía en hacerlo, y Napoleón, un oficial de artillería, era un maestro en el uso de armas de fuego, formas móviles y en la actuación concertada con el resto de las tropas. Otra de sus habilidades particulares era jugar con las expectativas del enemigo, posicionándose con falsas ofensivas y maniobras de flanqueo. Para moverse siempre en ventaja, contaba con una red de inteligencia y comunicación, que incluyó la creación de los primeros telégrafos del mundo.

Del ejército revolucionario, Napoleón heredó la idea de reclutamiento masivo, un gran contingente gigantesco de alistados obligatoriamente y entrenados en poco tiempo. Estos reclutas también formaron la primera fuerza ideológica de la historia, un ejército luchando en tierras extranjeras no en nombre de un monarca, sino por una idea, por la defensa de la revolución.

Ficha revolucionaria

  • Quién: Napoleón Bonaparte
  • Nacimiento: 1769, Ajaccio, Córcega
  • Muerte: 1821 Isla de Santa Helena
  • Lo que revolucionó: estrategia militar, al hacer un uso intensivo de la infantería y de artillería en maniobras conjuntas y móviles, con un ejército ideológicamente motivado; Europa entera, al exportar parte de los ideales de la Revolución Francesa.
image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados