imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

Escultura barroca en España

0 DE 0 VOTOS
EscuelapediaEscuelapedia

Escultura España Barroco

El arte italiano apenas tuvo influencia sobre la escultura barroca española, inclinada, básicamente, a la convencional talla en madera policromada. El realismo y la penetrante desasosiego por el detalle, puestos al servicio del fervor religioso contrarreformista, son sus características elementales; las figuras en términos generales se pintan (policromía) e incluso a veces llegan a emplearse ojos de cristal, vestimentas legítimas y pelo natural.

Entre los trabajos más destacados de escultura barroca española se hallan los retablos para los altares de las iglesias, algunos de ellos de considerable tamaño y riqueza, desarrollados por conjuntos de escultores y arquitectos. Los destacados escultores fueron Gregorio Fernández, máximo ejemplo de la escuela castellana, con sobrecogedores tallas de Inmaculadas, Piedades y Cristos yacentes; y los representantes de la escuela andaluza, en especial Juan Martínez Montañés, Pedro de Mena, Juan de Mesa y Alonso Cano. Estos últimos repartieron entre Sevilla y Granada buena parte de sus Cristos crucificados, Inmaculadas, santos y otros asuntos tradicionales de los pasos procesionales, para los que iban destinadas numerosas de estas imágenes cargadas de realismo, expresividad y fervor religioso.

La representación de santos en conducta de penitencia es uno de los asuntos más destacados del barroco en los países católicos.

La figura de San Jerónimo, del escultor español Juan Martínez Montañés, es uno de los ejemplos más característicos de la escultura barroca española en la que se manifiesta el gran patetismo expresivo propio de este periodo.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados