imagen Mirada curiosa

#Mirada curiosa

Un repaso a las curiosidades más interesantes

¿El Arca de Noé realmente existió?

4,67 DE 9 VOTOS
OliverOliver

Arca de Noe real

¿Hay evidencias de que el Arca de Noé bíblico realmente fuese construida en algún momento de la historia? La imagen de esta publicación pertenece al satélite Digital-Globe que registró una formación anómala en el monte Ararat, en Turquía. Otras imágenes del lugar han sido registradas por otros satélites y los investigadores se empeñan en el análisis detallado de forma y dimensiones.

Vamos a retroceder en la historia y recordar los hechos ocurridos. En las escrituras bíblicas del cristianismo, el hijo de Lamec y nieto de Matusalén, aparece en la décima generación después de Adán. Noé se volvió el centro de una de las historias más conocidas de la Biblia. Según la creencia religiosa, él y su familia vivían en un mundo tan violento y pecador que Dios decidió que no seguiría permitiendo que la raza humana existiera en aquella época. Peor, en medio de la decadencia, había un hombre, donde el Dios cristiano veía un caso ejemplar: Noé. Tan justo era Noé que Dios le reveló su plan e hizo una promesa de salvarle a él y a su familia. Dios concedió un proyecto de 120 años a Noé y le demandó la creación de un arca porque haría caer agua del cielo e inundar toda la Tierra. Noé hizo todo de acuerdo con lo que Dios le ordenó y con una edad de 600 años presenció todo suceder de acuerdo a lo que había sido explicado.

Noé hizo del arca su hogar durante los 40 días de lluvia. Esa es la historia relatada en el libro bíblico pero, ¿dónde estará el arca? ¿Por qué nadie logra encontrarla en un mundo tan moderno aquí en la Tierra?

El hecho es que realmente se han encontrado varias evidencias desde 1883 embarcación en el monte Ararat de Turquía. Fotos obtenidas de satélites resulta una prueba visual de lo que posiblemente fuera un arca. Incluso se contempla una piedra que se parece como un ancla.

También hay muestras de un arca de madera siendo analizada y muchas inscripciones en rocas halladas en la región cercana al momento. Todos esos registros sirven como hechos de que realmente existió un arca en un lugar próximo.

Documentación clasificada e investigación

El 17 de junio de 1949, en una misión de la fuerza aérea americana se fotografió a más de 4.000 metros de altura algo realmente extraño. Los especialistas analizaron las fotos y emitieron un informe llamado de anomalía del Ararat y fue mantenido clasificado en secreto durante más de 50 años. En 1993, Porcher Taylor, un estudiante especializado en satélites y diplomacia comenzó a hacer severas preguntas sobre esos archivos. A través de su investigación descubrió que junto con las fotos de 1949 también habían otras fotografías sacadas por un avión espía y fotos de alta resolución sacadas por la CIA en 1973 usando el satélite militar KH-9 y hasta fotos más sofisticadas realizadas por el satélite KH-11 en 1976, 1990 y 1992 respectivamente.

Después de muchos esfuerzos, el servicio de defensa liberó 6 fotos realizadas 1949 que no fueron suficientes para probar si la anomalía era una formación rocosa o algo construido por manos humanas. Las fotos liberadas eran realizadas desde una gran altura y fuera de foco. Incluso después de intentos usando un satélite comercial de alta precisión en 1999 todavía no tenían suficiente material para tener certeza sobre la anomalía en la montaña. La espesura del hielo es muy profunda y casi imposible de sacar una foto nítida del lugar.

Si el arca existe, ¿por qué no consiguieron encontrarla? ¿Y por qué no se realiza una alta expedición para desvelar todo? En primer lugar, una de las respuestas propuestas apunta a que casi todo el año el monte Ararat está cubierto de nieve; en segundo lugar, los terroristas curdos de la región interceptan cualquier expedición siendo una región muy peligrosa. En la década de 1990, más de 6.000 personas murieron en el monte y apenas existe permiso para subir del lado sur, mientras que la supuesta arca se ubicaría en el lado norte.

Un geólogo adventista una vez dijo: Tal vez el mayor descubrimiento arqueológico de todos los tiempos –la arca de Noé– se encuentre preservado providencialmente para que, en el momento adecuado, sea revelado al mundo como un monumento.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles