imagen Mitología bajo tierra

#Mitología bajo tierra

Explorando leyendas e historias olvidadas

Criaturas mitológicas que realmente existieron: Hobbits

0 DE 0 VOTOS
EscuelapediaEscuelapedia

hobbits mitologia

Una noticia que generará sorpresas para los seguidores de El Señor de los Anillos, una saga mítica que posee miles de fundamentos puramente ficticios y fantasiosos pero que también se compone de bases que realmente tienen su evidencia en el mundo real.

Por supuesto, no pensemos que Frodo, Sam, Pippin y Merry ya corrieron por el Condado, pero estuvieron en el planeta Tierra, en algún momento de la historia, algunos seres que pueden ser homólogos a los pequeños habitantes de la Tierra Media.

Todo comenzó cuando algunos estudiosos y excavadores encontraron nueve especímenes de cráneos con alrededor de un tercio del tamaño de un cráneo común. Las piezas tienen más de 12.000 años y se encontraron en Indonesia.

Inicialmente, los científicos pensaron que se trataba de personas o enanos con problemas de crecimiento, sin embargo después de mucho análisis e indagaciones, acabaron por concluir que pueden tratarse de cráneos de una especie aparte, que supuestamente disputó su existencia con el hombre y que conoció a nuestros ancestros evolutivos. Se conocen como Homo floresiensis.

El ejemplo más real de la competitividad es el hombre de Neanderthal que durante años jugó un papel clave por la evolución en su disputa con el Homo Sapiens y que terminó desapareciendo con el paso del tiempo.

Nadie sabe a ciencia cierta si los Hobbits realmente existieron de alguna forma, pero las excavaciones continúan y se espera que nuevas partes del cuerpo de esos pequeños seres sean encontrados, para por fin, confirmar que la imaginación de J.R.R. Tolkien pudiera ser algo más que ficción.

Homo floresiensis vs Hobbits

Homo floresiensis es una especie extinta del género Homo y la familia Hominidae que vivió en la isla de Flores, que pertenece a Indonesia, hasta hace 13.000 años. El hombre de Flores es conocido por tener un esqueleto casi completo de una mujer, que recibió el nombre de ‘Hobbit’, y de seis otros individuos en diversos estados de conservación, incluyendo un puño completo.

La característica más llamativa del Homo floresiensis es el tamaño del cráneo, lo que implica un cerebro de tan sólo 380 cm³. Hasta este descubrimiento, el volumen mínimo admitido en el género Homo fue de 500 cm³. A pesar del tamaño del cerebro, el Hombre de Flores estaba dotado de inteligencia suficiente para producir las herramientas de piedra tallada que se encuentran con sus huesos. Además de estas piezas, el sitio contenía calcinados restos óseos de pequeños elefantes, roedores y otros mamíferos, lo que sugiere que han sido horneados antes de ser comidos. El tamaño relativo de algunos de los cuerpos hallados también muestra que esta especie fue capaz de organizar cazas en grupo.

El Homo floresiensis se extinguió hace aproximadamente 15.000 años por razones desconocidas. Las diversas hipótesis sugeridas incluyen la competencia con los humanos modernos o una erupción volcánica violenta en la isla hace 12.000 años. Cualquiera que sea la razón, el hombre de Flores era al parecer la última especie del género Homo en extinguirse, mucho después de que el hombre de Neanderthal desapareciera hace 28.000 años.

Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados