imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

Barroco en Holanda

0 DE 0 VOTOS
EscuelapediaEscuelapedia

la ronda de noche barroco holanda

Al iniciar el siglo XVII muchos artistas holandeses, incluido Hendrick Goltzius, aún pintaban al estilo manierista. El barroco de Caravaggio llegó a Holanda en el momento en que determinados artistas, entre los que destacan Gerrit van Honthorst y Hendrik Terbrugghen, retornaron a su país natal provenientes de Italia; hacia 1620 el naturalismo se encontraba fuertemente asentado en la escuela de Utrecht.

A lo largo de esa década y la próximo, Frans Hals pintó retratos sobrecogedores por su hábil pincelada y por el intimismo de los asuntos. Muchos de los cuadros de Hals representan conjuntos de la milicia local, un género que igualmente practicó Rembrandt en su célebre cuadro La ronda de noche (1642, Rijksmuseum, Amsterdam). Diferente al resto de artistas holandeses, Rembrandt, el maestro más grande del barroco holandés, pintó una gran diversidad de asuntos —retratos, paisajes y escenas históricas, mitológicas y religiosas— con incomparable virtuosismo. El manejo de la luz dorada sobre los fondos oscuros, la pincelada osada y la delicada representación de los asuntos, ponen a Rembrandt en uno de los enclaves más destacados de la historia de la pintura.

La producción de un ambiente psicológico convincente y los delicados reflejos lumínicos explican la pintura de Jan Vermeer; gracias a la minuciosa preparación y el sutil manejo de los pigmentos, numerosas veces imitado, recibe unas tonalidades inigualables. Paisajes, bodegones, cuadros de animales y perspectivas arquitectónicas se transformaron a partir de su obra en destacadas géneros de la pintura holandesa.

Hasta 1650 en torno a, la escultura holandesa se mantuvo dentro de la corriente manierista; la exuberancia barroca se intercala a través de los escultores flamencos, especialmente con Quellinus y su obra en el ayuntamiento de Amsterdam. El edificio, ya palacio real, se inició en 1648 conforme el proyecto de Jacob van Campen. En él se resume la perseverante inclinación de la fase hacia el clasicismo, inspirado en los cánones del arquitecto italiano Andrea Palladio.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados