imagen Enciclopedista

#Enciclopedista

Información académica

Arte asuka y nara

0 DE 0 VOTOS
Fran GarcíaFran García

Arte asuka y nara

A lo largo de las etapas Asuka y Nara, denominados así porque sus gobiernos estuvieron arraigados en el valle de Asuka desde el año 593 hasta el 710 y en la ciudad de Nara hasta el año 794, sucedía en Japón la primera influencia importante de la cultura proveniente del continente asiático. La introducción del budismo en el año 552 desde Corea proporcionó el empuje inicial para los contactos entre Corea, China y Japón. Los japoneses advirtieron que la cultura china tenía numerosas facetas que podían ser incorporadas a la suya propia de manera provechosa: un método para evidenciar las ideas y los sonidos a través de símbolos escritos, la historiografía, complejas teorías de gobierno, así como una eficaz burocracia y, lo más importante para el arte, una avanzada tecnología, nuevas técnicas de construcción, métodos muy perfeccionados para fundir en bronce y nuevas técnicas y materiales de pintura.

Pero, durante los siglos VII y VIII, el destacado foco de contacto entre Japón y el continente asiático fue el budismo. No todos los especialistas concuerdan en la periodización y en la nomenclatura adecuada para denominar las desemejantes etapas entre el año 552, fecha oficial de la introducción del budismo en Japón, y el año 784, en que se desplazó la capital de Nara.

Las iniciales construcciones budistas que aún se preservan en Japón (los edificios de madera más antiguos del Lejano Oriente) se hallan en el templo de Horyu-ji, un complejo religioso al suroeste de Nara. El monasterio, construido en los comienzos del siglo VII como templo privado del regente Shotoku Taishi, está formado por 41 pabellones independientes. De entre ellos, los más importantes (el salón de culto destacado o kondo, salón dorado, y la gojunoto, pagoda de cinco plantas) están en el centro de una zona abierta envuelta de un claustro cubierto. El kondo, al estilo de las salas de culto chinas, es una construcción de dos plantas, con postes y vigas, coronada por un irimoya o tejado de cuatro aguas de azulejos.

Dentro del kondo, en una holgada plataforma rectangular, se hallan algunas importantes esculturas de la etapa. La imagen central es una figura de bronce desarrollada por Tori Busshi (activo a comienzos del siglo VII) en tributo al recientemente sin rastro regente Shotoku, que simboliza a la trinidad Shaka (623), compuesta por el Buda histórico rodeado por dos bodhisattvas (santos budistas). En las cuatro esquinas de la plataforma están ubicados los soberanos guardianes de las cuatro direcciones, tallados en madera hacia el año 650. Igualmente en el Horyu-ji se encuentra la capilla Tamamushi (copia en madera de un kondo), situada en alto sobre una base de madera ornamentada con figuras pintadas con pigmentos minerales mezclados con laca.

En el siglo VIII la construcción de templos se ocupaba en Nara, en torno a Todai-ji, el complejo religioso más ambicioso levantado en los primeros siglos de culto budista, como sede central de una red de templos ubicados en cada una de las provincias. El Buda de 16,2 m (terminado en el 752) que está ubicado en el salón destacado, o Daibutsuden, simboliza la esencia del budismo, de la misma manera que el Todai-ji simboliza la observancia religiosa apoyada por el estado y su diseminación por todo Japón. Sólo quedan algunos fragmentos de la estatua único y tanto el salón como el Buda que se pueden observar en nuestros días son reconstrucciones de la etapa Edo.

Alrededor del Daibutsuden, en la suave ladera de una colina, se agrupan varios pabellones secundarios: el hokkedo (salón del Loto Sutra), con su imagen destacado, el Fukukenjaku Kannon (el bodhisattva más popular), desarrollado en laca seca (tejido empapado en laca y moldeado sobre un armazón de madera); el kaidanin (salón de Ordenaciones) con sus admiradas estatuas de arcilla representando a los cuatro soberanos guardianes; y el almacén, denominado shosoin. Este último pabellón tiene gran relevancia para la historia del arte pues en él se guardan los utensilios que se emplearon en la culto de dedicación del templo, así como archivos oficiales y muchos objetos profanos que pertenecieron a la familia imperial.

image_pdfimage_print
Otros artículos en el blog
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados