Avisos google

Biopiratería

Biopiratería

La extracción de material genético de una nación a la explotación comercial en otra, sin el pago de patentes se caracteriza como biopiratería. Este proceso no se limita a la retirada de animales, siendo la explotación de la sabiduría popular y colección de especies vegetales también incluidas en el mismo.

El comercio de especies (animales y/o vegetales) tiene como principales consumidores a científicos y laboratorios, cuya utilización se restringe a la realización de investigaciones y producción de medicamentos y cosméticos. Figuran aquí también los zoológicos y coleccionistas privados, los cuales solicitan animales, y estos, son capturados y vendidos, siendo que los valores son establecidos en función con la rareza de las especies conseguidas.

Conforme a diversas organizaciones no gubernamentales, por cada diez animales traficados, apenas uno llega a su destino final, nueve mueren en la captura o durante el transporte hacia su punto final. Después de ser capturados, los animales son sometidos a varias prácticas agresivas durante el transporte para los centros consumidores, pasan muchas horas en la oscuridad, sin alimentación y desprovistos de agua, además de quedar restringidos a ambientes de hacinamiento de tamaño reducido y en malas condiciones de temperatura.

En la actualidad, la biopiratería es la tercera actividad ilegal que mueve más dinero, siendo sólo superada por el tráfico de drogas y de armas. Se estima que cerca de 38 millones de animales son capturados y vendidos ilegalmente, lo que rinde aproximadamente mil millones de dólares anualmente.

Los ambientes tropicales y peculiares, ricos en biodiversidad, se convierten en los principales proveedores de animales silvestres para el tráfico mundial.

La extracción de material genético de un lugar, seguida por la explotación comercial en sí, crea situaciones inusuales. Un ejemplo de esto es la disputa internacional por determinadas especies. Un ejemplo es una planta de la selva amazónica denominada copoazú o cacao blanco, originaria de la Amazonia oriental y centro de Sudamérica, especialmente Bolivia, que fue registrada por una empresa japonesa que pasó a detentar los derechos mundiales sobre el nombre de la fruta y sus derivados, perjudicando a las exportaciones de productores locales.

Para los ecologistas, la lucha contra la biopiratería sólo será efectiva cuando el Convenio sobre la Diversidad Biológica, que continúa sin la firma de los Estados Unidos y otros de países detentores de gran número de patentes, entre en vigor.

Así la biopiratería contribuye al desequilibrio ecológico, porque afecta directamente a la cadena alimentaria, reduciendo significativamente el número de especies. Otro factor agravante es en lo que respecta a los aspectos económicos, algunos productores y exportadores están siendo perjudicados como consecuencia de las patentes a través de la biopiratería.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado