Escuelapedia.com Biografias Madre Teresa de Calcuta

Avisos google

Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de Calcuta

Madre Teresa de Calcuta (1910-1997) fue una misionera católica albanesa. Dedicó toda su vida a los pobres. Pronto descubrió su vocación religiosa. Fue beatificada por la iglesia católica en 2003.

Madre Teresa de Calcuta nació el 26 de agosto en Albania. Hija de Niccolò y de Rosa. Estudió en una escuela pública de la actual Croacia. Ingresó en la Congregación Mariana, donde fue perfeccionando la formación cristiana al mismo tiempo que tomó conocimiento de la vida de la iglesia. La pobreza material y espiritual de tanta gente tocó su corazón. Con el consentimiento de los padres, ingresó el 29 de septiembre de 1928 para la casa de las hermanas de Nuestra Señora de Loreto, en Dublín, Irlanda. Su sueño fue ir a la India, donde hacer el trabajo de misionera con los pobres. Con la dirección de las hermanas, se preparó para el noviciado. El 24 de mayo de 1931, hizo votos de pobreza, castidad y obediencia, recibiendo el nombre de Teresa.

De Irlanda, se dirigió la India. Fue enviado a Darjeeling, donde las hermanas de Loreto tenían una escuela. De Darjeeling la hermana Teresa fue a Calcuta. Después de ejercer una carrera como docente, va a enseñar geografía en el colegio de Santa María, de la Congregación de Nuestra Señora de Loreto en Calcuta. Más tarde fue nombrada a directora. La hermana Teresa quedó encantada enseñando, siempre dedicada y atenta a todos los problemas. Existía mucho humanismo en sus actitudes, se impresionaba con lo que veía cuando salía a las calles. La pobreza, el abandono de los enfermos y hambrientos, dispuestos en la calle, la afectó emocionalmente.

El gran deseo de dedicarse exclusivamente a los pobres y enfermos la llevó a reunirse con el arzobispo mons. Fernando Périer a quien expuso su plan. Él la escuchó atentamente, pero negó el pedido. La hermana Teresa volvió a su vida cotidiana, que cumplía cada vez con mayor dedicación y entusiasmo. El afecto de las alumnas demostrado de tantas maneras y la amistad de las compañeras no le hicieron olvidar la imagen horrorosa de los enfermos que morían en las calles de Calcuta. Un año más tarde, volvió a hacer su pedido al arzobispo. Su simplicidad, fervor y persistencia lo convencieron de que estaba frente a una manifestación de la voluntad de Dios. Por ello, esta vez más afable, aconsejó a Teresa pedir autorización a la Madre Superiora.

La hermana Teresa escribió una carta exponiendo sus intenciones. La Superiora vio en esas líneas de expresión la voluntad divina. Lo que aquella religiosa pedía era un hecho de mucho valor. Le respondió en los siguientes términos: ‘Si esa es la voluntad de Dios, te autorizo de todo corazón. De cualquier manera, recuerda siempre la amistad que todas nosotras te consagramos. Si algún día, por cualquier razón, quieres volver para el medio de nosotros, quédate sabiendo que te recibiremos con el amor de hermanas’.

Así, se realizó la petición a Roma para la Hermana Teresa dejar la congregación y vivir fuera del claustro, teniendo a Dios como único protector y guía, en medio de los más pobres de Calcuta. La respuesta de Pio XII llegó el 12 de abril de 1948. En ella se concedía la deseada autorización, señalando que seguiría bajo la obediencia del arzobispo de Calcuta. El 8 de agosto de 1948 ella abandonaría el colegio de Santa María.

Madre Teresa se trasladó a Patna, para hacer un breve curso de enfermería que consideraba de inmensa utilidad para su actividad futura. El 21 de diciembre obtiene nacionalidad india, fecha en la que reunió a un grupo de cinco niños en un barrio pobre, a quienes comenzó a enseñar. Poco a poco, el grupo iba en aumento. Diez días más tarde eran unos cincuenta niños. Después de abandonar el hábito de la congregación de Loreto, la hermana Teresa compró un sari blanco y colocó sobre los hombros una cruz. Sería su nuevo hábito, el vestido de una modesta mujer india. Con afecto, la hermana dio lecciones de higiene, a menudo comenzando la lección lavando los rostros de los estudiantes.

El 19 de marzo de 1949, las vocaciones comenzaron a aparecer entre sus antiguos alumnos. La primera fue Shubashini. Hija de una familia rica, dispuesta a arriesgar su vida al servicio de los pobres. La hermana Teresa aconsejaba: ‘Mi hija, piensa mejor, reza más, de aquí a algún tiempo, ven a verme nuevamente’. Fue el mismo consejo que le fue dado a ella. La joven finalmente fue aceptada en la nueva congregación. Otras voluntarias fueron juntándose al trabajo, siendo llamadas posteriormente ‘Misioneras de la Caridad’.

Desde 1949, comenzó a formar una pequeña comunidad. Las escuelas fueron abiertas, con continuas visitas a barrios pobres. El primer trabajo con los enfermos y moribundos de la calle fue lavarles el rostro y el cuerpo. En 1949, la constitución de las Misioneras de la Caridad, comenzó a ser redactada.

La congregación de la Madre Teresa, fue aprobada por la Santa Sede el 07 de octubre de 1950. En agosto de 1952, se abre el hogar infantil Sishi Bavan (casa de la esperanza) y su famosa Casa para moribundos, a la cual dedica sus mejores energías físicas y espirituales. A partir de esa fecha, su congregación comienza a expandirse por la India y por varias partes del mundo. Así, la obra de la madre Teresa creció rápidamente.

En 1973, se abre una casa en Gaza, Palestina, atendiendo a los refugiados. Celebra la primera Asamblea Internacional de los colaboradores de las Misioneras de la Caridad, una institución cuya situación había sido aprobada en 1969 y que reúne a miles de personas de todo el mundo. El 15 de junio de 1976, precisamente en Nueva York, fundó la rama contemplativa de las Misioneras de la Caridad. Y en diciembre de 1976, inaugura los centros de servicios de México y Guatemala.

La madre Teresa recibe el Premio Nobel de la paz en octubre de 1979 y ese mismo año, el papa Juan Pablo II recibe a la madre, en audiencia privada, y la designa embajadora del Papa en todas las naciones. Muchas universidades le han conferido el título ‘Honoris Causa’. Y en 1980, recibe la medalla al servicio público distinguido en los Estados Unidos. Años más tarde, será recibido por Mijaíl Gorbachov y abrirá una casa en Rusia. Y en el mismo estaba presente en Cuba. En 1983, estando en Roma, sufre el primer ataque grave al corazón. Tenía 73 años.

En septiembre de 1985, es reelegida Superiora de las Misioneras de la Caridad. Ese mismo año, recibe del Presidente Reagan en la Casa Blanca, la Medalla Presidencial de la Libertad, el máximo galardón en el país. En agosto de 1987, desde la Unión Soviética se le adjudica la Medalla de Oro del Comité Soviético de Paz. Poco después, visita a China y Corea. En agosto de 1989, realiza uno de sus sueños, abriendo una casa en Albania, su tierra natal. En septiembre de 1989, sufrió su segundo ataque al corazón y recibió un marcapasos. En 1990, pide al Papa a ser reemplazada en su puesto, pero vuelve a ser reelegida por otros seis años, hasta 1996.

El 5 de septiembre de 1997, después de sufrir un paro cardíaco fallece la madre Teresa de Calcuta. Una interminable cola formada durante días, frente a la iglesia de Santo Tomé, en Calcuta, donde se encontraba su cuerpo. Después de una semana, con miles de personas queriendo dar el último adiós, el cuerpo de la madre fue trasladado al estadio Netaji, donde el cardenal Angelo Sodano, Secretario de Estado Vaticano, celebró la misa del cuerpo presente. El mismo vehículo que, en 1948, transportó el cuerpo de Mahatma Gandhi fue usado para realizar el cortejo fúnebre de la madre de los pobres.

image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado