Escuelapedia.com Biografias Jesús de Nazaret

Avisos google

Jesús de Nazaret

Jesucristo

Jesucristo (6-4 a.C. – 27-36 d.C.) fue el gran profeta de la antigüedad. Constituye la imagen central del cristianismo. Las principales fuentes de información sobre la vida de Jesús son los cuatro Evangelios canónicos, pertenecientes al nuevo testamento. Escrito originalmente en griego, en diferentes momentos, por los discípulos Mateo, Marcos, Juan y Lucas. El Evangelio de Mateo dice que Jesús nació en los días de Herodes (4 a. C. o con anterioridad). Lucas puso el nacimiento en el momento del primer censo del imperio romano en Judea. Y sucedió, según las fuentes históricas romanas en el 6 a.C.

El Evangelio de Lucas nos dice que a los 12 años, Jesús viajó con sus padres de Nazaret a Jerusalén para celebrar el Pésaj (en hebreo פֶּסַח), la pascua judía. Cuando José y María regresaron a Nazaret, se dieron cuenta de que Jesús no estaba con ellos. Buscado por tres días lo hallaron en el templo, donde discutía religión con los sacerdotes. ‘Y todos que lo oían se admiraban con su inteligencia’. Esa es la única referencia acerca de la juventud de Jesús.

Jesús sólo reaparece en el Evangelio, como un adulto, alrededor de los 30 años, cuando fue bautizado en el río Jordán por Juan el Bautista, momento en que reunió a sus apóstoles, en la predicación entre las masas de Jerusalén y Galilea, más allá del juicio, muerte y resurrección en Jerusalén.

Jesús, hijo de José y María, nació en Belén, en el reinado de Herodes, cuando Roma gobernó Palestina y Augusto fue emperador. En el Evangelio de Lucas, el ángel Gabriel apareció en la casa de María de Nazaret y anunció que ella daría a luz a un futuro rey, y que el ‘hijo de Dios’ se llamaría a Jesús. María fue prometida a José, y el ángel explicó que se generaría el hijo por el Espíritu Santo.

Según Lucas, Jesús nació en Belén porque en la época el emperador romano Augusto obligó a sus súbditos a registrarse en el primer censo del imperio, de esa forma, todos deberían regresar a la ciudad de origen para alistarse. Como la familia de José procedía de Belén, él regresó a su ciudad, llevando a María embarazada. Jesús nació en Belén poco tiempo después, en un pesebre. En el relato de Mateo, José supo en un sueño que María daría a luz a un hijo concebido por la gracia del Espíritu Santo. Cuando Jesús nació, los reyes magos siguieron una estrella que los condujo hasta Belén.

Jesús es llevado por la familia a Egipto, y luego van a vivir a Nazaret, en Galilea, donde crecerá hasta adulto. Esta huida a Egipto, según informes, fue para escapar de una sentencia de muerte presentada por Herodes, quien al enterarse del nacimiento del ‘Hijo de Dios’, ordenó matar a todos los bebés de hasta 2 años nacidos en Belén.

Se desconoce la fecha del nacimiento de Jesús, el 25 de diciembre fue la fecha en la que los romanos celebraban su fiesta del solsticio de invierno, la noche más larga del año. Casi toda la gente celebra este evento, desde los albores de la civilización. El día en que nació Jesús no está en la Biblia, fue una elección de la iglesia cinco siglos más tarde, coincidiendo con las fiestas de fin de año, la semana entre la navidad y el año nuevo.

Jesús a la edad de 13 años celebró el Bar Mitzvah (en hebreo: בַּר מִצְוָה), ritual que marca la madurez personal religiosa del judío. En el Evangelio de Marcos, el más antiguo, Jesús es llamado de Tekton, que en el griego del siglo I se refería a un albañil, no carpintero como su padre. Marcos y Mateo informan que Jesús tenía cuatro hermanos: Tiago José, Simon y María Salomé y dos hermanas, no nombradas.

Según la historiadora Paula Fredriksen, de la Universidad de Boston, los cuatro hermanos de Jesús tenían el nombre fundacional de la nación de Israel. Su propio nombre en arameo, Yeshua, recordaron al hombre que habría sido el brazo derecho de Moisés y liderado a los israelitas en el éxodo de Egipto.

Jesús con veinte años, de acuerdo a un consenso de los investigadores, seguía la secta de los esenios, una entre tantas otras que los judíos se dividieron para ir contra los romanos. Poncio Pilato (en latín: Pontius Pilatus) asumió el gobierno de Judea cometiendo el mayor pecado posible: desdeñar la fe de los judíos en creer en un dios único. Existe semejanza entre la secta de los esenios y la que Jesús fundaría – ambas vivían sin bienes privados, en régimen de pobreza voluntaria y denominaban a su dios como ‘padre’. Esa hipótesis fue reforzada con el descubrimiento de los manuscritos del Mar Muerto en 1947. Ellos contenían detalles de una comunidad ligada a los esenios.

Las sagradas escrituras informan que Juan el Bautista hizo su predicación y usaba el bautismo como una manera de purificar sus seguidores, que deberían confesar sus pecados y pedir deseos para una vida honesta. Jesús aparece en las escrituras pidiendo a Juan para ser bautizado. Después de ser purificado en las aguas del río Jordán, dedica su vida a la predicación y los milagros. Como Juan el Bautista, Jesús vio el mundo dividido entre las fuerzas del bien y del mal. Y que Dios pronto intervendría para poner fin al sufrimiento. Ambos, según los investigadores eran profetas apocalípticos.

Jesús, con sus 12 discípulos, en plena predicación, recibió la noticia de la muerte de Juan el Bautista, ordenada por el rey Herodes Antipas, hijo de Herodes el grande, en venganza por la actitud de Juan por haber condenado públicamente al rey, que había violado el décimo mandamiento de la ley judaica. Mateo relata que ‘Jesús se retiró para un lugar desierto y el pueblo salió en su dirección’. Luego enseguida Jesús realiza el milagro de los cinco panes y dos peces, acabando con el hombre de la multitud de seguidores.

Jesús navegaba con sus discípulos al Templo de Jerusalén para celebrar la Pascua. Al entrar fue aclamado como Hijo de Dios. En cuanto llegó provocó un fuerte tumulto que terminó por destruir las barracas frente al templo, usadas para intercambiar monedas extranjeras por dinero local, cobrando comisión. Era ofensa practicar comercio en pleno templo.

Jesús celebró la Pascua con sus apóstoles, ‘La Última Cena’, cuando anunció que sería traicionado por uno de los presentes, Judas Iscariote. En la misma noche, Jesús va al huerto de Getsemaní, en las laderas del Monte de los olivos, a rezar, en compañía de Pedro, Santiago y Juan. La traición de Judas fue confirmada. Por 30 monedas de plata y un beso en la frente, Jesús fue revelado y arrestado.

Los soldados llevaron a Jesús al encuentro de Caifás. Jesús fue acusado de desorden en el templo y cuando confirmó que él era el hijo de Dios y el rey de los judíos, fue acusado de blasfemia. Luego fue llevado a la presencia de Pilatos, gobernador de Judea, después por ser de Galilea fue llevado a Herodes Hijo, gobernante de la región. Herodes se burló de Jesús y lo devolvió a Pilatos. Llevado para ser castigado, cargó su propia cruz para ser luego crucificado y muerto. Tras estos hechos, Jesús es colocado en una tumba, sellada con una gran piedra.

Los evangelios cuentan que en visita a la tumba, María encuentra la piedra abierta y el sepulcro vacío. Después Jesús se habría aparecido a María confirmando su resurrección. Varios relatos religiosos cuentan la ascensión de Jesús. Marcos y Lucas relatan que después de haberse encontrado con sus discípulos, ‘Jesús ascendió a los cielos y se sentó a la derecha de Dios’.

image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado