Escuelapedia.com Varios Benefícios de la própolis

Avisos google

Benefícios de la própolis

Propoleos

Algunos árboles que se encuentran en la naturaleza producen una especie de resina con propiedades antibacterianas y antifúngicas que protegen a los vegetales contra el ataque de insectos y hongos.

Al colectar esta resina, las abejas la llevan para la colmena. Allí ella será mezclada la cera y también otras secreciones de las abejas, formando el propóleos (gr. própolis), una sustancia rica en aminoácidos, vitaminas y bioflavonoides. Esta sustancia es un poderoso antioxidante.

En la colmena, el propóleos se utiliza en relleno de espacios, tales como fallos y grietas, que pueden servir como insumo para el frío y los depredadores; para embalsamar insectos u otros tipos de abejas que pueden entrometerse en la colmena; y también para recubrir las células que mantienen los huevos puestos por la reina. El propóleos tiene una función muy importante en la colmena, porque elimina microorganismos y otros agentes infecciosos del lugar, manteniendo toda la colmena siempre limpia. Cada año, una colmena llega a producir entre 100 y 300 gramos de propóleos.

Las propiedades biológicas del propóleos están directamente vinculadas a su composición química, que puede variar dependiendo del entorno en que se encuentra, tales como temperatura, clima, tipo de entorno de vegetación, tiempo y técnica utilizada en la cosecha, así como las especies de abejas de la colmena, pero en su totalidad se compone principalmente de material recolectado por las abejas y resina balsámica de las ramitas, flores, brotes y polen, así como las secreciones salivares y cera de abejas.

No es hoy en día que la humanidad conoce y utiliza el propóleos. Registros históricos muestran que estaba siendo utilizada por los egipcios y los griegos como antiséptico y también para embalsamar a sus muertos, liberándolos de la descomposición. Los incas hicieron uso de esta sustancia para tratar casos de fiebre; y los legionarios en el imperio romano lo utilizaron para curar sus heridas. Los griegos, como el médico Hipócrates, adoptaron el propóleos como sanación interna y externa; y Plinio, un historiador romano, se refiere a él como un medicamento capaz de reducir la inflamación y aliviar el dolor.

Muchos estudios realizados con propóleos demuestran su acción antibacteriana y por esta razón se clasifica como un poderoso antibiótico natural. Su gran ventaja en lo referente a los antibióticos comunes es que el propóleos, a diferencia de los antibióticos comunes, destruye sólo las bacterias dañinas para la salud, conservando las otras, como, por ejemplo, las bacterias de la flora intestinal. Otro factor muy importante es que las bacterias no crean resistencia al propóleos, como ocurre con los antibióticos sintéticos.

El propóleos tiene una acción eficaz contra bacterias tales como Helicobacter pylori, la Salmonella y combate hongos como Candida albicans y virus como herpes y gripe, siendo ampliamente utilizado en épocas de fríos y también contra las enfermedades respiratorias. EL propóleos, además de fortalecer el sistema inmunológico, combate los radicales libres, compuestos agresivos que dañan nuestro cuerpo.

Porque contiene una gran cantidad de flavonoides, propóleo es un excelente antiinflamatorio y así puede ser utilizado para tratar y prevenir las infecciones como bronquitis, resfrіаdo común, infecciones urinarias, infecciones intestinales, distensión abdominal y las úlceras gástricas. Su uso tópico asegura la rápida cicatrización de heridas y quemaduras.

El propóleos puede encontrarse en el mercado bajo diferentes formas y todas ellas tienen el mismo efecto en el organismo.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado