Avisos google

Barroco (Arte)

Barroco arte

El Barroco es un movimiento artístico desarrollado a partir de su contexto social, económico, político y principalmente religioso. Se desarrolló principalmente en Europa y América Latina, con grandes prosistas, dramaturgos y poetas como Quevedo, Góngora o Calderón de la Barca.

La palabra ‘barroco’ tiene un origen controvertido. Mientras algunos afirman que se asocia a un proceso relativo a la memoria que indicaba un silogismo aristotélico de conclusión falsa, otros defienden que designaría un tipo de terreno desigual y asimétrico en relación a una región de la India.

Carpe Diem

El tema central del Barroco se encuentra en la antítesis entre la vida y la muerte, el cielo y la tierra, la materia y el espíritu y la fe sobre la razón. De ahí se desarrolla el ‘Carpe Diem’ (Aprovecha el momento), un sentimiento de brevedad de la vida, de angustia por el paso del tiempo, pues todo se destruye o degrada ante la fugacidad del tiempo. Frente a eso, el hombre barroco oscila entre la renuncia y satisfacción de los placeres de la vida. Cuando piensa en el enjuiciamiento de Dios, huye de los placeres y busca el perdón. Cuando la fe no es suficiente, la atracción de los placeres lo envuelve y crece el deseo de disfrutar de la vida. Por eso, el presente es uno de los temas más frecuentes del arte barroco, a menudo envuelto en sentimientos de angustia y miedo. La juventud es frecuentemente dibujada como una flor que es bonita por poco tiempo y luego muere. De ahí el apelo de los poetas barrocos.

El Carpe Diem fue un tema presente ya en la Antigüedad, pero en el Barroco fue desarrollado de forma pesimista, pues era un intento de fundir los opuestos, de conciliar lo que, en el fondo es inconciliable.

Barroco vs Renacimiento

El hombre renacentista creía que la cultura más perfecta era la cultura desarrollada en medio del paganismo. Se inspiró del arte, la ciencia y la erudición que habían florecido durante el periodo clásico, en concreto en la antigua Grecia y Roma, y en la capacidad del hombre, en su actuación como centro del Universo capaz de modificar todo a su alrededor. En la literatura renacentista eran imitados los textos de la antigüedad clásica.

Por el contrario, el hombre en el periodo barroco estaba dividido entre la religión y el paganismo, entre lo real y lo falso, el amor y el dolor, el pecado y el perdón. Las poesías utilizan el juego de ideas, son asimétricas y presentan antítesis, reflejo de la mentalidad del artista.

Literatura barroca

La literatura barroca es un área prominentemente occidental, producido sobre todo en el siglo XVII. Tuvo una comprensión e interpretación crítica extraordinariamente profundas. El término de las artes plásticas y visuales, con un sentido peyorativo, designando el periodo siguiente al Renacimiento. Fue interpretado como modelo de arte degenerado, con pérdida de claridad, pureza y equilibrio en intercambio por la exageración ornamental y las distorsiones. Originalmente, tal como ocurría en los siglos XVI y XVII, barroco era un arte bizarro y artificial.

Revisionistas posteriores contemplaron el barroco no como un periodo sucesor en declive sino como el desarrollo de un estilo posterior, que ya no es táctil, sino visual, no es lineal sino pictórico, no es compuesto en plano sino en profundidad, no es cerrado sino abierto, no tiene claridad absoluta pero sí relativa.

Así, el barroco es el estilo artístico y literario, e incluso el estilo de vida que llenaba el período comprendido entre finales del siglo XVI y el siglo XVIII, en todos los pueblos de Occidente, con variantes locales del tiempo y fisonomía artística, aunque con unidad estilística y características estéticas.

El Barroco literario conectó la ideología de la Contrarreforma y la unidad espiritual. Su literatura es contradictoria, en un estado de conflicto incapaz de ser resuelto, cautivado por la imaginación y seducido por el mundo real y el mundo celestial.

Así, este arte presenta caracteres típicos: el claroscuro, la ambigüedad, el carácter grandioso y ornamental y el empleo figuras de estilo que traducen la dualidad (antítesis, paradojas, hipérboles).

La literatura barroca incluye grandes nombres como Góngora, Quevedo, Cervantes, Calderón de la Barca, Lope de Vega, Gracián, Tasso, Donne, Crashaw, Shakespeare, Montaigne y muchos otros.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado