Escuelapedia.com Historia Barack Obama en la Casa Blanca

Avisos google

Barack Obama en la Casa Blanca

Barack ObamaEl 5 de noviembre de 2008, los periódicos del mundo dedicaron su primera página a un evento considerado como una nueva etapa en la historia de los Estados Unidos de América. Se trataba noche antes de un anuncio oficial que confirmaba la victoria de Barack Hussein Obama, de 47 años, como el 44º presidente electo de más influyentes del mundo de la nación contemporánea. Para muchos, significaba una impresionante variedad de inflexiones que se resume en la palabra cambio.

Entre otras consecuencias, muchos de estos periódicos tenían interés en destacar la victoria del primer presidente negro del país. Sin embargo, a pesar de la consistencia de tal afirmación no puede dejar de ver lo que otros signos habían contribuido a este problema. La victoria de Obama marca un deseo de las políticas que podrían superar los problemas experimentados por la nación estadounidense durante los ocho años de dominio republicano.

Como se señaló Demetrio Magnoli, el candidato de EE.UU. no sería capaz de conseguir el poder para representar a una nación múltiple al representar solo una parcela de su población. No es coincidencia que, entre todas las oportunidades que tuvo que definirse a sí mismo como un candidato negro, Barack Obama, hizo un punto de decir públicamente que él no estaba a favor de la política racial, y mucho menos se definió como “presidente del pueblo negro”.

Si nos fijamos en una vuelta de página respecto a la cuestión racial, todo se reduce a tres momentos diferentes. El primero de la nación que ha construido su riqueza a través de la explotación de oportunidades rentables creadas por la esclavitud. El segundo, los gobiernos trataron de superar el racismo a través de las acciones afirmativas que legitimaban a la segregación. Y, por último, los votantes blancos, negros, latinos y mestizos que creen en la promesa de una nueva forma de poder.

De hecho, la elección de Obama apunta para una ruptura de paradigmas responsable de una transformación de imagenes que consagran los Estados Unidos como una nación hegemónicamente racista. Pero también tuvo importancia la imagen del país en el mundo en relación a los problemas de la sociedad. La crisis económica, el gasto en la guerra en Irak y las políticas energéticas son los puntos internos más relevantes.

Las viejas dicotomías que separaban a la nación entre negros y blancos, republicanos y los demócratas ya no apoyaban el surgimiento de un mundo que exigía un grado de comprensión y lectura mucho más complejo, más allá de estas cuestiones e ideologías sociales que no eran suficientemente importantes entre otros problemas de mayor preocupación. Por supuesto, esto no apuntó al final de grupos y personas que todavía defienden este tipo de tipo de relaciones políticas y sociales.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado