Escuelapedia.com Literatura Autores modernos de los cuentos de hadas

Avisos google

Autores modernos de los cuentos de hadas

Autores modernos de los cuentos

Gabrielle-Suzanne Barbot de Villeneuve (La Rochelle, 1695 – París, 1755) fue una escritora francesa y autora de la versión más antigua de la fábula La Bella y la Bestia. Sus principales influencias son Madame d’Aulnoy, Charles Perrault, entre otros autores preciosistas. La primera versión de la Bella y la Bestia fue publicada en ‘La jeune ameriquaine, et les contes marins’, conteniendo más de cien páginas que envolvía a una fiera genuinamente salvaje. Su versión fue reescrita poco tiempo después por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont (1711-1780) volviéndose esta la versión más común y extendida. Jeanne-Marie fue autora de más de 70 volúmenes, pero, injustamente, actualmente solo es conocida como autora de La Bella y la Bestia.

Los hermanos Grimm y el espíritu teutónico

Después de atravesar un período de desinterés por parte del público adulto después de la revolución francesa, el cuento de hadas despertó nuevamente la atención de los investigadores a principios del siglo XIX, gracias a los estudios de gramática comparativa que, tomando el sánscrito por base, trató de descubrir la evolución de las diversas lenguas y dialectos y así determinar la identidad nacional de cada pueblo.

Con esto en mente, más de 100 años después de que Perrault publicase los cuentos de Mamá Ganso, los folcloristas Jacob y Wilhelm Grimm, miembros del círculo intelectual de Heidelberg, efectuaron un trabajo de recolecta de antiguas narraciones populares con lo cual esperaban caracterizar lo que había de más típico del pueblo alemán (incluso cuando muchas de estas narrativas originalmente no tuviesen raíces germánicas). Como principales fuentes de la tradición oral, los hermanos Grimm se valieron de la prodigiosa memoria de la campesina Katherina Wieckmann y de una amiga de la familia, Jeannette Hassenpflug, de ascendencia francesa.

Como resultado de sus investigaciones, entre 1812 y 1822, los hermanos Grimm publicaron una colección de 100 cuentos cortos llamada Kinder und Hausmaerchen (Cuentos de hadas para niños y adultos). Las muchas similitudes de episodios y personajes con los cuentos de Perrault muestran que más que un fondo común de fuentes folclóricas, los hermanos Grimm pueden simplemente haber lanzado adaptaciones de las historias recogidas por el erudito francés.

Los principales cuentos de Kinder und Hausmaerchen son Piel de Oso, La Cenicienta y Hansel y Gretel.

de un fondo común de las fuentes populares, los Grimm puede haber lanzado simplemente mano de adaptaciones de relatos recogidos por el erudito francés.

Andersen: el ‘padre’ de la literatura infantil

Ya impregnado con el espíritu fuerte (y melancólico) del romanticismo, el poeta y novelista dinamarqués Hans Christian Andersen escribió alrededor de 200 cuentos para niños, parte de los mismos retirados de la cultura popular. Publicados con el título general de Eventyr (Cuentos), entre 1835 y 1872 ellos consagraron a Andersen como el emérito creador de la literatura infantil.

Parte de Eventyr son El Patito Feo, El traje nuevo del emperador, Las Zapatillas Rojas, La Sirenita, La pequeña vendedora de Cerillas y La Princesa y el Guisante.

Carroll y Collodi: el ‘fantástico absurdo’

En la segunda mitad del siglo XIX, los cuentos de hadas inician nuevo ciclo de decaimiento. En lugar de lo sobrenatural, el nonsense de base racionalista adquiere presencia. El principal representante de esta nueva tendencia es Lewis Carroll con su Alicia en el País de las Maravillas, de 1865. Otro que obtuvo éxito en fundir lo maravilloso con el racionalismo fue el italiano Carlo Collodi, que en 1883 publicó Pinocho, uno de los mayores éxitos de la literatura infantil mundial. Es ahí que surge no solamente el muñeco cuyo sueño era transformarse en persona, sino la Hada Azul, una benefactora mágica capaz de convertir los sueños en realidad.

Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado