Avisos google

Audición

Audicion

La audición es uno de los cinco sentidos del cuerpo humano y nos permite escuchar. Sus principales órganos son las orejas (anteriormente llamados ‘oídos’). El hecho de que tengamos una oreja a cada lado de la cabeza nos ayuda a tener una mejor percepción de la ubicación de la fuente de sonido.

La oreja

La oreja humana está dividida en tres segmentos, oído externo, oído medio y oído interno, y sus partes principales son:

  • Pabellón auricular: parte exterior de la oreja, que consta de cartílago, en donde las ondas sonoras entran en el canal auditivo.
  • Canal auditivo: hacen la conexión entre el oído medio y el exterior.
  • Martillo: pequeño hueso situado en el oído medio, que en un extremo está conectado a la membrana del tímpano y en el otro, al yunque. Recibe y transmite las vibraciones del sonido al oído interno.
  • Yunque: pequeño hueso situado en el oído medio que en un extremo está conectado al martillo y en el otro al estribo.
  • Estribo: pequeño hueso situado en el oído medio, que en un extremo está conectado al yunque y en el otro a la ventana oval.
  • Tímpano: membrana muy delgada que separa el oído externo del oído medio. Transmite la vibración de las ondas de sonido para los huesos pequeños situados en el oído medio (yunque, martillo y estribo).
  • Cóclea: también llamado ‘caracol’, se encuentra en el oído interno. Es un órgano receptor sensible a las diferentes alturas de sonido. Es responsable de convertir la vibración de las ondas sonoras en impulsos eléctricos.
  • Ventana oval: abertura que conecta el oído medio al oído interno.
  • Nervio auditivo: transmite información al cerebro que después de interpretadas permiten la percepción del sonido.

La oreja externa es lo que comúnmente llamamos de ‘oreja’. A través de ella se recogió ondas sonoras desde el aire, siguiendo el conducto auditivo externo y luego sólo tiene que ir a través del oído medio, que se encuentra más internamente, haciendo vibrar el tímpano y tres pequeños huesos del oído medio: martillo, yunque y estribo. Esta vibración viene a la ventana oval, que conecta el oído medio y el oído interno, que como su nombre indica, es la que se encuentra en la parte más interna de la oreja.

En el oído interno, también conocido como ‘laberinto’, la vibración alcanza la cóclea, órgano cuyo interior posee líquidos y pequeños pelos. Con la vibración, los líquidos y los pelos estimulan el nervio auditivo, causando impulsos eléctricos que son interpretados por el cerebro como sonido.

Trastornos de la audición

Sordera: ausencia o disminución significativa de la audiencia.
Presbiacusia: pérdida de la audición asociada con el envejecimiento.

Pueden afectar la audición

  • La exposición a sonidos muy fuertes.
  • Tímpano perforado.
  • Otitis en el oído medio.
  • Fractura de los huesos del oído medio.
  • Traumas con lesiones en la cabeza.
image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado