Escuelapedia.com Historia Aspectos políticos de la República romana

Avisos google

Aspectos políticos de la República romana

Republica Roma
Al final del siglo VI a.C., los romanos establecieron una profunda transformación de sus instituciones políticas. En ese momento, el rey Tarquino, el Soberbio, fue depuesto por una revuelta protagonizada por los miembros de la clase patricia. Según algunos historiadores, este cambio ocurrió a causa de las derrotas militares del monarca y su intención de buscar el apoyo político a través de una serie de concesiones a los más pobres.

La caída de la monarquía representaba el inicio de la hegemonía política de los patricios en Roma. El Senado se había convertido en una institución política de importancia fundamental y que tuvo un gran número de representantes, de uno 100 a 300 miembros, todos de la clase patricia, que ocuparon la posición en plazo vitalicio. Entre otras funciones, los senadores debían garantizar las tradiciones religiosas, el cuidado de las finanzas, la política exterior, el nombramiento de un dictador, la concesión de honores y el control de las provincias.

Las sesiones del Senado eran convocadas siempre por un magistrado, que organizaba el trabajo y las agendas que se tratarán en ese momento. Durante la misma sesión, los senadores tenían el derecho de proclamar un discurso. Una vez que se comunicaba su opinión sobre un asunto o ley, él podría retirarse por una de las dos puertas del Senado. Si optase por el pasaje a su derecha, significaba su favor en relación a la medida; saliendo por la izquierda, reflejaba su firme desaprobación.

Incluso dejando el modelo monárquico, percibimos que la Roma republicana aún se conservan algunos restos de este esquema. Cada año, la Asamblea curiada, formada solamente por patricios adultos, escogía dos cónsules. Siendo el cargo más significativo de las magistraturas, los cónsules tenían como funciones esenciales la organización de los cultos públicos, la dirección de los ejércitos y la convocación del Senado. En tiempos de inestabilidad, podrían señalar un dictador que tendría poder absoluto durante un periodo de seis meses.

La Asamblea centuriata era la responsable de la elección de quién sería responsable de las actividades llevadas a cabo en otros dos magistrados. El primero estaba relacionado con los censores, elegidos cada cinco años, hacían el recuento de la población, recaudaban impuestos, supervisaban las obras públicas y vigilaban la conducta de sus ciudadanos. Otro voto decidió quiénes serían los pretores, miembros responsables por asuntos de la justicia en la ciudad, en los campos y entre los extranjeros.

Los integrantes de la Asamblea eran escogidos entre 35 pueblos existentes en Roma, siendo en su mayoría procedentes de los campos y el resto de los centros urbanos. En votación, ellos seleccionaban a los que ocuparían el papel de alcalde de cada año, responsable de la supervisión de los servicios públicos. Otro de sus poderes decisorios era sobre la designación de los cuestores, es decir, los magistrados que llevaban el tesoro público conservado en el templo de Saturno.

En un primer momento, se observó que la mayoría de los cargos públicos y puestos políticos eran controlados por los individuos de la clase patricia. Sin embargo, los conflictos sociales que se desarrollaron en Roma transformaron la política romana. Cada vez más, los miembros de la clase militar y los plebeyos eran también capaces de ocupar cargos de juez y votar sobre la legislación de su interés a crear, por ejemplo, la magistratura de los tribunos de la plebe.

Datos sobre el articulo
Escuelapedia
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles