Escuelapedia.com Historia Arte prehistórico

Avisos google

Arte prehistórico

Arte prehistorico

Consideramos que el arte prehistórico de todas las manifestaciones que se desarrollaron antes de la aparición de las primeras civilizaciones, y por lo tanto, antes de escribir. Sin embargo, esto supone una gran variedad de producción, por diferentes personas en diferentes lugares, pero con algunas características comunes.

La primera característica es el pragmatismo, es decir, el arte se había producido un material útil, cotidiano o mágico-religioso: herramientas, armas o figuras que implican situaciones específicas, como la caza. Hay que recordar que las escenas de caza que aparecen en las cuevas no describen una situación vivida por el grupo, sino que expresan un carácter mágico, la preparación del grupo para esta tarea que les garantice la supervivencia.

Las formas de arte más antiguas se encuentran en Europa, especialmente en España, el sur de Francia y sur de Italia y la fecha de aproximadamente de ellas es del 25000 a.C. Por lo tanto, corresponde al período paleolítico. En Francia nos encontramos con el mayor número de obras prehistóricas y hasta hoy en buen estado de conservación, como las cuevas de Altamira y Lascaux.

Arquitectura de la pre-historia

Los grupos pre-históricos eran nómadas y se trasladaban de acuerdo con la necesidad de obtener nuevos alimentos. Durante el período neolítico esa situación sufrió cambios, desarrollaron las primeras formas de agricultura y, como consecuencia, el grupo humano se estableció más tiempo sobre diferentes regiones.

Se seguían manteniendo de abrigos naturales o fabricados con fibras naturales, al tiempo que comenzaron a construir colosales monumentos de piedra que sirvieron como cámaras funerarias y templos. Era extraño realizar una construcción que sirviera como habitación.

Las piedras pesaban más de tres toneladas, un hecho que requiere el trabajo de muchos hombres y el conocimiento de la palanca.

Estos monumentos de piedra fueron llamados «megalíticos» y pueden ser clasificados en:

  • Dólmenes, galerías cubiertas que permitieron el acceso a una tumba.
  • Menhires, piedras de gran tamaño que están clavadas en el suelo verticalmente.
  • Crómlech, un megalítico de menhires y dólmenes que se organizan en un círculo. El más famoso es el crómlech de Stonehenge, en Inglaterra.

También encontramos importantes monumentos megalíticos en la isla de Malta y Carnac en Francia. Todos ellos presentan funciones rituales.

Escultura  de la pre-historia

La escultura fue responsable de elaborar la mayor parte de los objetos religiosos y utensilios domésticos. La temática predominante en todo el arte del período son las figuras humanas y animales. En las figuras femeninas destaca la representación femenina, obras conocidas como Venus por los grandes senos y caderas anchas, asociadas principalmente al culto de la fertilidad.

Entre las esculturas más famosas se encuentran la Venus de Lespugne (Francia) y la Venus de Willendorf (Austria); se se crearon principalmente en piedra caliza utilizándose herramientas afiladas de piedra.

Durante el período neolítico europeo (5000 a.C.-3000 a.C), los grupos humanos ya dominaban el fuego y pasó a la producción de piezas cerámicas, normalmente vasos decorados con motivos geométricos en su superficie; solamente en la Edad de Bronce, la producción de la cerámica alcanzó un gran desarrollo, debido al uso en el almacenaje de agua y alimentos.

Pintura  de la pre-historia

Las principales manifestaciones de arte rupestre se encuentran en las paredes del interior de las cuevas. Las escenas representadas manifiestan, sobre todo, animales, hombres y mujeres. La temática más común es la caza. Existen varios símbolos cuyo significado todavía es desconocido. Esta fase inicial se caracteriza principalmente por el uso del color negro y rojo y es considerada, por tanto, como naturalista.

En el Neolítico la pintura se usa como decoración y aborda escenas de la vida cotidiana. La calidad de las obras es superior, muestra un mayor grado de abstracción y el uso de otros instrumentos como las espátulas.

Alrededor del 2000 a.C., las características de la pintura mostraron un nivel cercano al de las formas escritas, preservando el carácter religioso o mágico. Los tópicos recreados giraban en torno a la fertilidad u objetos de culto (tótems).

Recomendado