Escuelapedia.com Historia Arte egipcio

Avisos google

Arte egipcio

Arte egipcio
En el antiguo Egipto, la idea de que el desarrollo de las artes fue un campo autónomo de la cultura no coincide con el espacio ocupado por este tipo de prácticas. Como en muchos otros aspectos de su vida, los egipcios establecieron un fuerte enfoque de sus manifestaciones artísticas con la esfera religiosa. Por lo tanto, hay muchas ocasiones en que nos damos cuenta de que el arte egipcio tiene una significativa concepción espiritual.

La temática de la muerte tiene gran presencia. La creencia en una vida más allá de la muerte empujaba a los egipcios a construir tumbas, estatuas, jarrones y mastabas que representaban su noción sobre la vida futura. Las primeras tumbas egipcias trataron de realizar una reproducción fiel de sus principales autoridades. En contraparte, las personas sin gran proyección eran enterradas en lugares más simples que, en cierta medida, reflejaban la condición social del individuo.

El proceso de centralización política y la divinización de la figura del faraón tenían gran importancia para la construcción de las primeras pirámides. Estas estructuras, que marcaron un hito en la arquitectura egipcia, tienen mayor representación con las tres pirámides del desierto de Giza, construidas por los faraones Keops, Kefrén y Micerinos. Junto a estos edificios, también se puede resaltar la existencia de la famosa esfinge del faraón Kefrén.

Teniendo funciones hacia fuera del simple deleite estético, el arte de los egipcios era bastante estándar y no se valoraban las mejoras técnicas o el desarrollo de un estilo del autor. En general, las pinturas y bajorrelieves tenían la misma representación del cuerpo, en el que se coloca al individuo frente a su torso y los demás sujetos diseñados de perfil. En el estudio del arte, este diseño se conoce como la ley de la frontalidad.

A lo largo del Imperio Nuevo (1580 – 1085 a.C.), en diversos momentos de inestabilidad de la civilización egipcia, se observó el desarrollo de nuevas y apolíneas construcciones. En esta etapa, se destaca la construcción de los templos de Luxor y Carnac, ambos dedicados a la adoración del dios Amón. En el campo del arte funerario, también hacemos hincapié en el Templo de la reina Hatshepsut y la tumba del joven faraón Tutankamón, situada en el Valle de los Reyes.

En la escultura egipcia, a lo largo de su desarrollo, podemos hallar características muy peculiares. A pesar de mostrar una gran rigidez en la mayoría de sus obras, observamos que las estatuas egipcias podrían revelar información rica sobre el aspecto étnico, social y profesional de sus representados. En el gobierno de Akenatón se produce una etapa muy diferente en el que se sustituye la rigidez de la escultura por las impresiones del movimiento.

Finalizado el gobierno de Tutankamón, el arte egipcio pasó a ganar connotación política fuerte y clara. Las obras arquitectónicas, esculturas y pinturas comenzaron a servir como espacio para el registro de los grandes logros alcanzados por los faraones. Al final del Imperio, la civilización egipcia fue el blanco de repetidas invasiones extranjeras. Así, la hibridación con el punto de vista estético de otras culturas terminó con la desestabilización de la presencia de una técnica estandarizada del pueblo egipcio.

Otras materias disponibles
Contenidos recomendados
Recomendado