Escuelapedia.com Ciencias Aplicaciones de la radiación

Avisos google

Aplicaciones de la radiación

Aplicaciones de la radiacion

Las radiaciones ionizantes se han convertido durante muchos años en una parte integral de la vida del hombre. Su aplicación se lleva a cabo en campos como la medicina y las armas bélicas, sin embargo, su utilidad es indiscutible. Actualmente, por ejemplo, su uso en algunos exámenes de diagnóstico clínico, a través de la aplicación controlada de radiación ionizante (la radiografía es más común), es una metodología de extrema importancia. No obstante, los efectos de la radiación no deben ser considerados inocuos, pues su interacción con los seres vivos puede llevar a enfermedades, mutaciones genéticas y hasta la muerte. Los riesgos y los beneficios deben ser ponderados. La radiación es un riesgo y debe ser usada de acuerdo a sus ventajas.

a) Salud

Radioterapia

Consiste en la utilización de la radiación gamma, rayos X o haces de electrones para el tratamiento de tumores, eliminando células cancerígenas e impidiendo su crecimiento. El tratamiento consiste en la aplicación programada de dosis elevadas de radiación, con la finalidad de alcanzar a las células cancerígenas, causando el menor daño posible a los tejidos sanos adyacentes o intermediarios.

Radioterapia interna (braquiterapia)

Es la radioterapia localizada para tipos específicos de tumores y en lugares específicos del cuerpo humano. Las fuentes radiactivas se utilizan para la emisión de radiación gamma de baja y media energía, encapsulada en acero inoxidable o de platino, con actividad del orden de decenas de curios (CI). La principal ventaja es debido a que la fuente radiactiva afecta más precisamente a las células cancerosas y daña menos los tejidos y órganos próximos.

Aplicadores

Son fuentes radioactivas de emisión beta distribuidas en una superficie cuya geometría depende del objetivo del aplicador. Muy usado en aplicadores dermatológicos y oftalmológicos. El principio de operación es la aceleración del proceso de cicatrización de tejidos sometidos a cirugías, evitando sangramiento y queloides, de modo semejante a una cauterización superficial. Lo importante es el control del tiempo de aplicación en el tratamiento, la manutención de su integridad física y el almacenamiento adecuado de los aplicadores.

Radioisótopos

Existen tratamientos farmacológicos que contienen radioisótopos que son administrados al paciente a través de la ingestión o inyección, con la garantía de su deposición preferencial en determinado órgano o tejido del cuerpo humano. Por ejemplo, isótopos de yodo para el tratamiento de cáncer de tiroides.

b) Diagnóstico

Radiografía

La radiografía es una imagen obtenida por un haz de rayos X o rayos gamma que cruza la región de estudio e interactúa con una emulsión fotográfica o pantalla fluorescente. Hay una amplia variedad de tipos, tamaños y técnicas radiográficas. La dosis absorbida de radiación depende del tipo de rayos X. Como existe la acumulación de radiación ionizante no se deben realizar radiografías sin necesidad y, principalmente, con equipos fuera de los estándares de operación.

El riesgo de daño es mayor para el operador, que ejecuta rutinariamente muchas radiografías al día. Para evitar exposición innecesaria, se debe quedar lo más distantemente posible, en el momento del disparo del haz o protegido por un biombo con blindaje de plomo.

Tomografía

El principio de la tomografía consiste en conectar un tubo de rayos x con una película radiográfica para un brazo rígido que gira alrededor de un punto determinado, situado en un plano paralelo a la película. Así, durante la rotación del brazo, se produce translación simultánea del foco (objetivo) y de la película. Se obtienen imágenes de planos de cortes sucesivos, como observar rebanadas seccionadas, por ejemplo, del cerebro.

No presenta riesgos de accidente pues es operada por electricidad y el nivel de exposición a la radiación es similar. No se deben realizar exámenes tomográficos sin necesidad debido a la acumulación de dosis de radiación.

Mamografía

Actualmente la mamografía es un instrumento que ayuda en la prevención y reducción de la mortalidad por cáncer de mama. Como el tejido de la mama es difícil de ser examinado con el uso de radiación penetrante, debido a las pequeñas diferencias de densidad y textura de sus componentes como tejido adiposo y fibrograndular, la mamografía posibilita solamente sospechar y no diagnosticar un tumor maligno. El diagnóstico es complementado por el uso de la biopsia y ultrasonografía. Con estas técnicas, se permite la detección precoz en pacientes asintomáticos e imágenes de mejor definición en pacientes sintomáticos. La imagen es obtenida con el uso de un haz de rayos X de baja energía, producidos en tubos especiales, después de la mama ser comprimida entre dos placas. El riesgo asociado a la exposición a la radiación es mínimo, principalmente comparado con sus beneficios.

Mapeo con radiofármacos

El uso de mercadores es común. El marcador radiactivo está destinado, como su nombre indica, a marcar las moléculas de las sustancias que incorporan o son metabolizadas por el organismo del hombre, de una planta o un animal. Por ejemplo, el yodo-131 se utiliza para seguir el comportamiento del yodo-127, yodo estable, en el curso de una reacción química in vitro o en el organismo. En estas pruebas, la irradiación de la persona es inevitable, pero hay que tener en cuenta que este sea la menor irradiación posible.

Cómo minimizar los efectos de las radiaciones ionizantes

La minimización de los efectos de la radiación en los trabajadores se inicia con la evaluación del riesgo adecuada planificación de las actividades a desarrollarse, uso de instalaciones y prácticas correctas, de tal manera que se disminuya la magnitud de las dosis individuales, el número de personas expuestas y la probabilidad de exposiciones accidentales.

El equipo de protección (EPP y EPC) debe usarse por todos los trabajadores, además de ser observada la optimización de esta protección por la elaboración y ejecución correcta del proyecto de instalaciones de laboratorio, en la selección correcta de los equipos y en la ejecución apropiada de los procedimientos de trabajo.

Por otro lado el control de la dosis en los trabajadores debe considerar tres factores:

1. Tiempo: la dosis recibida es proporcional a la velocidad de la dosis. D =t x velocidad de la dosis.
2. Distancia: la intensidad de la radiación decrece con el cuadrado de la distancia D1/D2 = (d1/d2)2
3. Protección: el espesor de la protección depende del tipo de radiación, de la fuente y de la velocidad de dosis aceptable. La propia sala debe tener blindaje, asegurando y garantizando la seguridad radiológica tanto del técnico como del personal circundante a la sala. Estas protecciones deben tener espesura suficiente para garantizar la protección contra la radiación primaria y la radiación difundida que puede alcanzar las paredes de la habitación.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado