Avisos google

Anélidos

Anelidos

El nombre anélido viene del latín «annelus», que significa anillo. Son los primeros animales invertebrados de la escala evolutiva zoológica al presentar cuerpos segmentados. Cada segmento se llama metámero, entre los que existen septos divisorios. La segmentación también se observa en los artrópodos y cordados, pero no es tan evidente como en los anélidos. Los ejemplos más conocidos son las lombrices de tierra y las sanguijuelas.

En todos los metámeros, hay órganos que se repiten, como las estructuras excretoras, llamadas nefrídios. Los grupos musculares de cada segmento se pueden contraer de forma independiente de los músculos de otros anillos, lo que da mayor flexibilidad y movilidad al animal como un todo.

Estructura de los anélidos

Los anélidos son animales triblásticos, es decir, en el desarrollo embrionario se forman tres capas germinales, dando lugar a todas las partes de su cuerpo. Son celomados (tienen una cavidad corporal limitada por el mesodermo). En el celoma circulan de fluidos que facilitan la distribución de materiales entre las diferentes partes del cuerpo. En la cavidad celómica, se encuentran alojados los órganos del animal.

A lo largo de toda la longitud del cuerpo, la mayoría de los anélidos presentan cerdas o quetas, expansiones de quitina que sobresalen externamente a la cutícula. Se comportan como apéndices de locomoción o de fijación al sustrato sobre el cual el animal se encuentra apoyado. La cantidad de cerdas clasifica los anélidos en tres categorías: clase oligochaeta, clase polychaeta y clase hirudinea.

Clasificación

Clase Oligochaeta (del griego oligo, poco, chaeta, espina). Los anélidos oligoquetos presentan pocas cerdas en cada segmento, tales como las lombrices de tierra.

Las lombrices de tierra (Lumbricus terrestris y Pheretima hawayana) son anélidos que viven en el medio terrestre húmedo, excavando galerías en el suelo. Tienen hábitos nocturnos y son muy sensibles a la luz solar. Tienen, a lo largo de la superficie del cuerpo, numerosos ocelos, estructuras que permiten la detección de la luz. Cuando se exponen al aire durante demasiado tiempo, pierden agua por evaporación y pueden morir. Durante la excavación de las galerías, las lombrices ingieren el suelo con material orgánico. La tierra habitada por las lombrices de tierra son generalmente ricas en materia orgánica, lo que llamamos humus, que promueve el crecimiento de las plantas. Por otra parte, las galerías excavadas por los gusanos facilita la aireación del suelo, lo que permite un desarrollo más exuberante de las raíces de las plantas.

Clase Polychaeta (del griego poli, muchos). Los poliquetos son exclusivamente marinos. Ellos tienen muchas cerdas en cada segmento, que permiten formar verdaderos apéndices locomotores llamados parapodios. A diferencia de las lombrices de tierra, los poliquetos tienen una cabeza y una individual.

Algunos poliquetos revisten sus túneles con una capa de piedra caliza, que se llama tubícolas. Los poliquetos tubícolas son filtradores y se alimentan de partículas dispersas en el agua, como escombros, residuos o plancton.

Clase hirudinea: Estos animales se distribuyen en zonas húmedas, agua marina y dulce. Se caracterizan por la ausencia de cerdas. Los representantes más conocidos son las sanguijuelas.

En ambos extremos del cuerpo, las sanguijuelas tienen ventosas utilizadas en la fijación del cuerpo de su presa. Son ectoparásitos hematofágicos, es decir, se fijan en la superficie exterior del cuerpo de un huésped para extraer la sangre. Las glándulas salivares de sanguijuelas producen una sustancia anestésica y la acción anticoagulante. Cuando se llena de sangre, la sanguijuela se libera y puede pasar largos periodos sin alimentarse.

Antiguamente, las sanguijuelas eran utilizadas con fines médicos para el tratamiento de ciertas enfermedades como el enfisema pulmonar. Este uso terapéutico dio el nombre al animal de Hirudo medicinalis.

Organización básica

Tomaremos como ejemplo la lombriz de tierra. Su cuerpo es cilíndrico, con simetría bilateral, y tiene tubo digestivo completo, con boca y ano. Por lo tanto, son enterozoos completos. En el desarrollo de los embriones, el orificio embrionario primitivo, llamado de blastoporo, da origen a la boca, siendo por eso clasificado como un animal protostomo, así como moluscos y artrópodos.

Algunos de los segmentos de su cuerpo son claramente diferentes de los demás, cubiertos de glándulas. Forman el clitelo, región asociada con la reproducción.

La superficie del cuerpo está recubierta con una delgada cutícula permanentemente húmeda. Por debajo de la cutícula, la epidermis está formada por una sola capa de células. Hay dos capas musculares concéntricas: una capa longitudinal y una capa circular. La capa longitudinal acorta el cuerpo, mientras que la capa circular se extiende.

Las lombrices de tierra son organismos saprobios, es decir, se nutren de organismos muertos en descomposición hallados en el suelo. En el intestino, tienen algunas regiones especializadas. La faringe es una estructura succionadora, que impulsa hacia dentro el material presente en la boca. Los alimentos se almacenan temporalmente en la bolsa, de la cual pasa a la molleja, órgano muscular responsable de trituración del material ingerido. La absorción de nutrientes se lleva a cabo dentro de los ciegos intestinales y en el tiflosol. Ambas expansiones son capaces de aumentar considerablemente el área disponible para la absorción.

El sistema circulatorio de las lombrices de tierra está cerrado. La sangre es impulsada por el corazón y siempre circula dentro de los vasos sanguíneos. En la sangre, hay un pigmento transportador de oxígeno, la hemoglobina, también hallado en vertebrados como el hombre. En el paso de sangre por los vasos sobre la epidermis, ocurren intercambios gaseosos entre la sangre y el medio. Ese mecanismo de oxigenación y eliminación de gas carbónico se llama respiración cutánea.
Entre los poliquetos, es común contar la presencia de branquias, áreas expandidas que aumentan la eficacia de los intercambios gaseosos con el agua.

La excreción es a través de nefrídios, estructuras que se asemejan a un embudo largo, cuya “boca” (el nefrostoma) se abre en la cavidad celómica, donde se extraen los desechos metabólicos, y la otra abertura (el nefridioporo) es la superficie del cuerpo, donde los residuos se eliminan. En cada segmento en el cuerpo del gusano, hay un par de nefrídios.

Los gusanos tienen ganglios nerviosos, formado por un cordón nervioso ventral y dos pequeños ganglios nerviosos en cada segmento. Un par de nodos principales, los ganglios cerebroides, se localizan en la región anterior del cuerpo, sobre la faringe muscular.

Reproducción

Los anélidos tienen reproducción sexual; algunas especies son hermafroditas (como las lombrices de tierra), otros son dioicos (por ejemplo, muchos de los poliquetos marinos).

El gusano, a pesar de que es hermafrodita, tiene la fecundación cruzada. En el apareamiento, dos animales se colocan lado a lado en la dirección opuesta, fertilizándose simultáneamente. Alrededor del clitelo forma una gruesa bolsa de gelatina, el capullo, en el que los huevos son depositados y fertilizados por el esperma de la pareja. Dentro de cada capa, puede haber de 2 a 20 huevos. Al eclosionar los huevos, son liberados organismos con las características de un adulto en pequeña escala. Ese tipo de reproducción sin pasar la etapa larval se llama desarrollo directo.

Proceso reproductivo muy similar es el la sanguijuela, también hermafrodita y que lleva a cabo la fecundación cruzada. Su desarrollo es también muy sencillo. Los poliquetos de sexos separados realizan la fecundación cruzada y la fecundación es externa. Hay un pasado por una etapa larval, y la larva es conocida como trocófora.

image_pdfimage_print
Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Otras materias disponibles