Escuelapedia.com Ciencias Algas pluricelulares

Avisos google

Algas pluricelulares

Algas pluricelulares

Alga es una palabra que viene del latín y significa ‘planta marina’. Pero no todas las especies de algas son plantas en la actual clasificación de los seres vivos, y no todos ellos viven en el mar. Una característica común a todos ellos es la presencia de clorofila en las células. A continuación revisaremos algas pluricelulares clasificadas dentro del reino de las plantas.

Hay tres divisiones que componen el reino Plantae: Chlorophyta (algas verdes), Phaeophyta (algas marrones) y Rhodophyta (algas rojas).

Características

Las algas no tienen tejidos y órganos especializados. Por lo tanto, no tienen raíz, tallo, hojas, ni flores; su cuerpo es un tallo, y por lo tanto se llaman de talofitas.

Hay algas multicelulares de diferentes formas y tamaños. Pueden adoptar la forma de filamentos, láminas o ramas. A menudo tienen la forma de una hoja. Pero si miramos al microscopio, vemos que ellos no tienen la estructura de las hojas verdaderas.

Las algas se encuentran en muchos lugares: en los mares, ríos, lagunas, sobre rocas, troncos de árboles y otras superficies húmedas. Aun así, pueden vivir fijas, por ejemplo, en el fondo de los mares, ríos y rocas. También pueden fluctuar en el agua, en este caso, puede tener boyas que no dejan que se hundan.

Las algas absorben los minerales que necesitan a través de toda la superficie de su cuerpo.

Color, factor de clasificación

El color de un alga marina está dado por pigmentos especiales. Entre ellos, podemos destacar los siguientes ejemplos:

La clorofila tiene un color verde.

La ficoeritrina tiene un color rojo.

La fucoxantina tiene un color marrón.

De acuerdo al predominio de un determinado tipo de pigmento en sus células, las algas pueden tener varios colores. Por lo tanto, las algas multicelulares comprenden varios colores simultáneamente.

  • Chlorophyceae (Algas verdes). Debido a que tienen pigmento frecuente en sus celdas, las clorofitas son de color verde. Este grupo incluye a muchas especies que son predominantemente acuáticos, y pueden vivir en agua salada y de agua dulce. Como un ejemplo, las algas del género Ulva, que tienen representantes comestibles.
  • Rhodophyta (Algas rojas). Las algas rojas tienen suficiente ficoeritrina, aunque también clorofila. Por lo general son algas rojas y macroscópicas, de ámbito marino, pero no son las formas que viven en agua dulce. Entre las algas rojas se dan organismos comestibles, como las algas del género Porphyra.
  • Phaeophytes (Algas pardas o marrones). Los phaeophytes tienen suficiente fucoxantina y son generalmente macroscópicos y marinos. Son algas de coloración parda o marrón. Algunas especies pueden medir más de 50 metros de largo. El alga parda Laminaria es un ejemplo de algas comestibles. Las algas de este tipo se consumen ampliamente como alimento, especialmente en los pueblos de Oriente.

Reproducción de las algas

Las algas se pueden reproducir en un modo sexual o asexual.

La reproducción asexual se produce principalmente a través de esporas. Otra forma de reproducción asexual ocurre con fragmentos de algas que brotan originando nuevas algas.

La reproducción sexual se realiza a través de los gametos, que se intercambian por las algas.

Las algas y el medio ambiente

Las algas ofrecen importantes contribuciones al medio ambiente.

Tanto unicelulares como multicelulares son capaces de realizar la fotosíntesis. Ellos son responsables de más del 70 % del gas oxígeno liberado a diario en la tierra, principalmente las unicelulares fluctuantes, que forman el llamado fitoplancton.

Por lo tanto, las algas son responsables, en gran parte, por medio de la renovación de oxígeno atmosférico en el aire y la mezcla del agua, del ejercicio aeróbico de los seres acuáticos.

Las algas también constituyen la fuente más importante de alimentos, directa o indirectamente, para la gran mayoría de los organismos acuáticos.

Algas útiles

Algunas algas marinas pluricelulares sirven como excelentes fertilizantes. La Sargassum del eneroo de las phaeophytes, es un ejemplo de algas que, después de secadas y molidas, proporciona un fertilizante rico en diversas sales minerales. Mezclado con la tierra, enriquecen el suelo con las sustancias necesarias para la vida de las plantas.

En algunos países, como Japón, algunas algas son ampliamente utilizadas en los alimentos. En los restaurantes de dieta macrobiótica es frecuente el consumo de algas.

Las algas también se pueden utilizar en la industria como una fuente de alginatos (polisacárido anionico), muy importante, especialmente en la industria de alimentos como, por ejemplo, para dar consistencia a la crema, y en los cosméticos tales como jabones y pastas de dientes.

Las algas rojas del género Gelidium proporcionan una sustancia llamada agar que se utiliza como materia prima para medicamentos, laxantes y encías. El agar también se usa ampliamente en los laboratorios y universidades como un medio de cultivo para el crecimiento de microorganismos. El agar se utilizó en la antigua Grecia, como un rejuvenecedor producto y en la actualidad se ha utilizado en la cicatrización de quemaduras.

Las algas y la muerte del pez

Como ustedes saben, muchas especies de algas viven en agua dulce. Son muy comunes en los lagos, presas y embalses. A veces estos ambientes reciben grande cantidad de sales minerales usados como abono en la agricultura y que son llevados hasta ellos por el agua de la lluvia. Otras veces, se descargan en esos ambientes basura, residuos domésticos y residuos industriales, materiales generalmente ricos en sustancias orgánicas. Esas sustancias son descompuestas por microorganismos, que liberan sales minerales en el agua.

En estas condiciones, en la presencia de grandes cantidades de minerales, ciertas algas pueden reproducirse intensamente, formando una ‘alfombra’ sobre el agua. Esa ‘alfombra’ de algas dificulta la penetración de luz en el agua, lo que afecta a la actividad de fotosíntesis de algas sumergidas. Así, las algas sumergidas dejan de hacer la fotosíntesis y, por tanto, dejan de liberar el gas oxígeno. Eso provoca la muerte de seres aeróbicos, como los peces, por asfixia. Además de eso, las algas sumergidas mueren en gran cantidad y son descompuestas; la descomposición libera en agua sustancias tóxicas y de olor desagradable, haciéndolas así inapropiadas para el consumo.

El gas oxígeno producido por la superficie ‘alfombra’ de algas se libera, casi en su totalidad, a la atmósfera.

Ciclos reproductivos de las algas pluricelulares

En las algas verdes se encuentran representantes de los tres ciclos reproductivos: el ciclo diplobióntico, el ciclo haplo-diplonte y el ciclo haplobióntico.

Ciclo diplobióntico

Se encuentra en las algas verdes del género Bryopsis, Codium y Acetabularia. En este ciclo (también llamado ciclo diploide), típico de los animales, un individuo diploide forma, por meiosis, células haploides, que son los gametos. Por fecundación, los gametos originan una célula-huevo que, a través de sucesivas mitosis, vuelve a formar un nuevo individuo diploide. El ciclo es diplóntico porque todos los individuos son diploides y la meiosis y gamética (forman gametos).

Ciclo haplo-diplonte

Ocurre en la mayoría de las algas (un ejemplo es el género Ulva lactuca, la famosa lechuga de mar) y las plantas terrestres. En este ciclo, los individuos haploides y diploides se alternan a lo largo de las generaciones. El individuo diploide, en lugar de producir gametos produce, por meiosis, las células haploides, las esporas. En el caso de Ulva, son esporas flageladas y se llama zoosporas. Estos a su vez original asexuadamente (por mitosis) un individuo haploide, llamado gametofito, una vez que produce gametos. Los gametos, por fecundación, producen un cigoto que, por mitosis, origina una nueva planta diploide (esporofito).

Ciclo haplobióntico

Ocurre en los géneros Oedogonium, Ulothrix, Spirogyra y otras algas verdes. El cigoto formado por la unión de los gametos sufre meiosis, produciendo células que dan lugar a un individuo que a su vez producirá gametos haploides. El ciclo es haplobióntico porque los individuos son haploides y la meiosis es cigótica (ocurre en el cigoto).

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado