Escuelapedia.com Ciencias Alcalosis y Acidosis en el cuerpo humano

Avisos google

Alcalosis y Acidosis en el cuerpo humano

Alcalosis y Acidosis en el cuerpo humano

La sangre actúa como un tampón, que impide que el pH sufra cambios importantes. El pH de la sangre y de los fluidos extracelulares se mantiene en el rango entre 7,35 a 7,45.

Este pH es debido al hecho de que las células de nuestro cuerpo continuamente producen dióxido de carbono (CO2 (aq)) como producto terminal del metabolismo. Parte de este CO2 se disuelve en la sangre, estableciendo un equilibrio iónico ácido carbónico/hidrogenocarbonato (bicarbonato) (H2CO3 (aq)/HCO3-(aq)):

CO2(aq) + H2O(?) ↔ H2CO3(aq) ↔ H+(aq) + HCO3-(aq)

Es este equilibrio que mantiene el pH de la sangre en aproximadamente 7.4, teniendo una relación normal entre el HCO3-(aq) y el H2CO3 de 20:1, respectivamente.

Si la razón ha cambiado de alguna manera, puede causar graves daños al cuerpo, con profundos cambios metabólicos y causar la muerte del organismo.

Por ejemplo, si la cantidad de HCO3-(aq) aumenta considerablemente frente al HCO3-(aq), el pH de la sangre de la persona se incrementará y habrá un caso de alcalosis. En la mayoría de los casos, esto es debido a una respiración muy rápida, que disminuye la cantidad de CO2 en el cuerpo, desplazando el equilibrio químico para la izquierda y aumentando la cantidad de H+ (aq) (por eso que el pH aumenta).

Además de crisis de ansiedad e histeria, que conducen a la persona a respirar demasiado, otras causas de la hiperventilación que llevan a la alcalosis pueden ser: uso de drogas, fiebre alta, ejercicios físicos en exceso, cirrosis, sobredosis de aspirina, enfermedades pulmonares y, principalmente, en el caso de alpinistas – dada la baja presión parcial del gas oxígeno en la atmósfera en razón de la altitud – provoca el aumento de la ventilación pulmonar y la pérdida excesiva de CO2. Los escaladores pueden correr el riesgo de alcalosis leve.

Los síntomas de la alcalosis son: falta de aliento, entumecimiento, rigidez muscular y convulsiones.
Lo contrario también puede ocurrir y es incluso más común. Cuando el pH de la sangre está por debajo del rango normal, se produce acidosis. Su causa principal es la respiración entrecortada, que aumenta la concentración de CO2 en el cuerpo.

Algunas situaciones que pueden conducir a la alcalosis respiratoria, son: asma, neumonía, enfisema, inhalación de humo, ingestión de drogas, bronquitis, cambios en el sistema nervioso central, lesiones en el sistema respiratorio y obstrucción de las vías aéreas.

Los principales síntomas de la acidosis son: dificultad para respirar, disminución o supresión de la respiración, desorientación con posibilidad de coma.

Además de la respiración, hay otros tipos, tales como acidosis metabólica y acidosis urémica.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Recomendado