Avisos google

ALCA

Área de Libre Comercio de las Américas

En el año 1994, fue firmado por 34 países de América, la carta de intención establece las directrices para la aplicación del ALCA, acrónimo de Área de Libre Comercio de las Américas. La formación de un bloque económico de libre comercio en las Américas tiene como objetivo eliminar gradualmente las barreras aduaneras entre los países. Debido al bloqueo económico que sufre, impuesto por los Estados Unidos, Cuba no forma parte del acuerdo. La formación del ALCA está estancada desde noviembre de 2005, cuando se produjo la última cumbre de las Américas.

Perspectivas

Cuando quede en pleno funcionamiento, el ALCA será uno de los mayores bloques económicos del mundo. En América del norte, ya funciona el bloque económico del NAFTA (Estados Unidos, Canadá y México) y en América del Sur el bloque económico de MERCOSUR (Brasil, Argentina, Paraguay y Uruguay).

En funcionamiento, se prevé que el ALCA tenga aproximadamente un PIB (todos los países juntos) de 20 billones de dólares y una población de 850 millones de habitantes.

Dificultades de implementación

Los Estados Unidos llevan la delantera en la implementación del ALCA, porque es la economía más grande de los Estados Unidos. Interesados en la apertura de los mercados, encuentran resistencias de países en desarrollo, temerosos de la implantación de ALCA. Este miedo viene justamente de las debilidades económicas y poco desarrollo de las áreas industriales. Una apertura general podría provocar la ruina de parques industriales en estos países.

Muchos países de América Central y Sudamérica necesitarían inversiones millonarias en infraestructura para que sus economías soporten la entrada en un mercado económico del porte de ALCA. Sectores como el de transportes, puertos, energía, agua, telecomunicaciones y aviación deben ser reestructurados.

También hay barreras internas en los Estados Unidos, pues en 1997, el entonces presidente Bill Clinton no consiguió aprobar en el Congreso el llamado fast track, que sería la vía rápida para la implementación del ALCA. Muchos empleadores y trabajadores de los sindicatos, resistieron a la idea del ALCA por miedo a la competencia de productos extranjeros. Por ejemplo, los trabajadores temen un aumento en el desempleo con el ALCA.

Un camino inevitable

Con la globalización de la economía mundial, la formación de bloques económicos es inevitable para las economías de los países. Estos bloques proporcionan la reducción de los aranceles aduaneros, facilitan la circulación de bienes y personas, además de promover el desarrollo de infraestructura en los países participantes. Sin embargo, el ideal es que estos bloques se articulen de tal manera que todos los países ganen con este proceso.

En el futuro, los economistas dicen que las relaciones comerciales ya no sucederán entre países, sino entre bloques de integración económica. Permanecer fuera de ellos no es la ruta más inteligente a los países que deseen crecimiento industrial, mejoras sociales y aumento del nivel de empleo.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Artículos relacionados
Recomendado