Avisos google

Agua mineral

Agua mineral

El agua obtenida de las precipitaciones, muchas veces, atraviesa el suelo, pudiendo alcanzar las capas más profundas. En estos casos, mientras atraviesa, el agua generalmente entra en contacto con sustancias minerales localizadas allí, y que pasan a formar parte de su composición. Así, se forma el agua mineral.

No toda agua mineral es potable. El agua mineral puede ser retirada por fuentes naturales, o artificialmente mediante pozos artesianos. Los pozos artesianos son un tipo de manantial o pozo que establece contacto con un acuífero de agua o de petróleo. Como esa agua posee minerales en su composición, puede presentar acción terapéutica sobre el organismo, es decir, puede ayudar en el tratamiento o prevención de enfermedades.

La acción farmacológica del agua se puede aprovechar cuando es ingerida (cuando se bebe el agua); o bien en baños medicinales.

Algunas aguas minerales se presentan con coloración oscura. Otras, con olor, y hasta incluso sabor. Tales propiedades se relacionan con los minerales encontrados en esa agua. De esta manera, no toda agua mineral presenta las características del agua potable, es decir, inodora, incolora e insípida.

El agua potable por lo general se puede ingerir. También el agua mineral que presente las características del agua potable posiblemente también pueda consumirse.

Como existe el riesgo de que esas aguas sean contaminadas por microorganismos capaces de provocar problemas de salud (como diarreas y vómitos) es importante beber solamente aquella agua mineral de marcas fiables y que ya se conoce. Otra opción es siempre optar por el agua que paso por el tratamiento con cloro y/o filtrada o por el agua que fue hervida.

En muchas casas el agua que sale del grifo ya viene tratada y se puede beber. Sin embargo, como algunas veces presenta un poco de olor o gusto de cloro es mejor que sea filtrada previamente.

Contenidos recomendados
Recomendado