Escuelapedia.com Varios Aeromodelismo

Avisos google

Aeromodelismo

Aeromodelismo

El Aeromodelismo es el arte de la planificación y la construcción de modelos de aviones – miniaturas de aeronaves utilizadas con objetivos experimentales, deportivos o recreativos. Esta actividad envuelve la manipulación y la maniobra de estos objetos de pequeña dimensión –aviones, globos, cohetes, entre otros– construidos por los aeromodelistas. El hombre siempre ha acariciado el sueño de volar, envidioso del éxito de los pájaros. Los intentos de alcanzar esta meta son, por tanto, bien anteriores al siglo XIX, aunque no existan comprobaciones concretas de esta práctica.

La experiencia más reciente es la del francés Alphonse Penaud que, en 1870, inventor de los aviones de aeromodelismo propulsados con tiras de gomas elásticas y de la consolidación de los fundamentos teóricos iniciales que impulsaron el nacimiento de la aviación. Pero es a principios del siglo XX que el Aeromodelismo se perfecciona y se estructura, particularmente, como una afición, aprovechando los recursos ofrecidos por el desarrollo tecnológico que marcó esta época.

Seguramente las propias innovaciones desde el campo del sistema de navegación aérea determinan el aumento de la construcción de nuevos prototipos de naves, que muestra cómo se conectan estas dos prácticas, interactuando una sobre la otra. Actualmente esta práctica se encuentra ampliamente diseminada y organizada. Existen varias sedes que congregan los clubs y reuniones de aficionados a esta modalidad, incluso se habilitan espacios para el aterrizaje y despegue de los aeromodelos. Las miniaturas pueden ser proveídas de motor, goma o ser desprovistas de propulsión particular. Los modelos RC someten a un a pilotaje a través de una radio de control remoto.

Hoy en día la modalidad de aeromodelismo más generalizada es la de radio control, que conforme a la especie de motor en ella utilizada puede ser clasificada como Aeromodelos con motores movidos a combustión interna (los cuales pueden conseguir superar tamaños por encima de los 50% de las proporciones de un avión real) y Aeromodelos con motores eléctricos (que se vale de los recursos tecnológicos más avanzados y detentan el potencial de alcanzar el porte y el peso más diminutos). Los modelos eléctricos posibilitan igualmente un sonido más reducido, la edificación de aeronaves con mucha perspicacia en la escala visual, la elaboración de miniaturas multimotores, es decir, bimotores, trimotores, cuatrimotores, entre otros. Estas características potencializan aterrizajes más lentos, vuelos en recintos cerrados o ampliamente abiertos, como los parques. Hoy hay prototipos de aeronaves para todos los bolsillos, deseos y probabilidades.

Recomendado