Escuelapedia.com Ciencias Actividad volcánica

Avisos google

Actividad volcánica

Actividad volcanica Volcán es cualquier grieta o abertura en la corteza terrestre a través del cual se proyectan los gases, material clástico y el magma procedente del interior de la Tierra. Se produce en las regiones continentales –como en las zonas marinas– pero se sabe que los magmas se originan a temperaturas y presiones elevadas, y que estas condiciones son en su mayoría en las regiones de contacto de las placas que forman la litosfera.

La capacidad de ascensión del magma en la corteza terrestre está determinada por su densidad y la presión que actúa sobre la fuente. Algunos magmas no ascienden directamente desde su fuente hasta el punto de erupción, sino que son recogidos en una cámara magmática de profundidad intermedia.

El interés creciente de la ciencia por los fenómenos geológicos ha permitido establecer una disciplina específica centrada en los volcanes, la vulcanología. Tal rama de la ciencia trata de detectar y conocer las causas de la actividad volcánica observada en diversas zonas del planeta.

Las erupciones volcánicas parecen estar ligadas a la producción de magma fundido bajo la corteza superficial. Sus focos están ubicados a unas pocas decenas de kilómetros de profundidad, lo que contradice la creencia antigua de que las erupciones arrojaban capas de materiales provenientes del interior del núcleo terrestre. El ascenso del magma se debe principalmente a la fricción o separación generada entre las placas de la litosfera. De ahí, la frecuente asociación entre volcanes y terremotos.

Los focos de actividad volcánica presentan, sin embargo, una variabilidad acentuada, con periodos inactivos de siglos o milenios entre dos erupciones consecutivas. Su capacidad de erupción depende del tipo de volcán (inactivo, durmiente o extinto).

El volcán es un dispositivo que pone en comunicación, temporal o permanentemente, el foco magmático en el interior de la corteza con la superficie de la Tierra.

Se presenta en su forma más usual, como un monte de forma cónica, el cono volcánico formado por la acumulación de los productos expedidos.

El volcanismo es una manifestación del constante geodinamismo, constituyendo el mecanismo central de la evolución de nuestro planeta, cuyas erupciones subaéreas forman apenas uno de sus aspectos.

La actividad volcánica influye de manera nefasta o beneficiosa a las poblaciones humanas. Numerosas veces las erupciones provocan destrucción y muertes, envolviendo aspectos catastróficos.

La actividad de los volcanes no es continua y homogénea, alternando la proyección de materiales piroclásticos (fase explosiva con nube de cenizas o fragmentos de lava) con la emisión de productos fundidos (fase efusiva con liberación de gases y gran alcance). Todo depende de la temperatura y de la composición química del magma, pues son ellos los que determinan la viscosidad y las condiciones de expulsión de los gases existentes en el magma. La actividad volcánica también puede tener una fase mixta (combina la fase efusiva con la fase explosiva).

En las regiones donde hay actividad volcánica se puede encontrar, a muchos metros de profundidad, acumulaciones de vapor de agua o líquidos en aguas subterráneas a temperaturas muy altas (por encima de 200º) por el contacto con las rocas calentadas por el calor de una cámara de magma próxima. Estas aguas pueden representar una importante fuente de energía. El vapor del agua es captado y conducido para una central eléctrica donde acciona turbinas. Así, el magma es deshecho y se da origen a los piroclastos y las corrientes piroclásticas, emulsiones de gas cargado con violencia repentina.

Datos sobre el articulo
Redacción
Opiniones del artículo
Contenidos recomendados
Recomendado