Ana de Austria (1549-1580)

Ana de Austria (1549-1580), reina de España (1570-1580), cuarta cónyuge y sobrina del monarca Felipe II. Hija del emperador Maximiliano II y de María de Austria (hermana del futuro Felipe II), nació en Cigales (Valladolid) el 1 de noviembre de 1549. Estuvo prometida al hijo de Felipe II, el príncipe Carlos de Austria, cuyo fallecimiento tuvo lugar en 1568. Esta situación, junto al fallecimiento ese mismo año de la tercera mujer de Felipe II, Isabel de Valois, sin descendencia masculina que asegurase la sucesión al cetro, dio origen a que el Rey escogiese a su sobrina, la archiduquesa Ana de Austria, como su cuarta cónyuge. El matrimonio, conmemorado por poderes el 24 de enero de 1570 en Spira, se hizo a través del representante del monarca, Luis Venegas de Figueroa. Meses después, embarcaba junto a por sus hermanos, los archiduques Alberto y Wenceslao, y por el prior de Castilla (Fernando de Toledo), en el puerto de Bergas (Flandes) con curso a Santander, lugar en el que desembarcó el 3 de octubre de aquel año. Desde allí llegó a Segovia, donde le aguardaba el Rey y se ratificó el matrimonio el 12 de noviembre de 1570.

Aquel enlace reafirmó los ya estrechos vínculos que unían a las dos ramas de la Casa de Habsburgo. La presencia de Ana de Austria no tuvo gran incidencia en la política de la etapa ni sobre los conjuntos de poder importantes, aunque sí parece que imprimió en la corte un estilo más sencillo y cordial que suavizó la rígida etiqueta palaciega del ceremonial borgoñón. El matrimonio tuvo varios hijos varones, que en su mayoría murieron prematuramente, como fue el caso de Fernando (1571-1578), Carlos Lorenzo (1573-1575) y Diego (1575-1582). Tan apenas sobrevivió el cuarto hijo, Felipe, nacido en 1578, que entraría al cetro en 1598 como Felipe III. El fallecimiento de la Reina tuvo lugar en Badajoz, donde se había llevado junto con Felipe II, sumergido en la incorporación de Portugal a la Monarquía Hispánica. Instalada allí la corte, una epidemia de gripe puso no únicamente en peligro la vida del monarca sino que su contagio acabó con la vida de la Reina el 26 de octubre de 1580.

— 57 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *