Amuleto

Amuleto, cualquier objeto empleado con fines mágicos. Con frecuencia suele ser una piedra, o una porción de metal, con una inscripción grabada. Se lleva generalmente colgado del cuello para resguardarse de la afección o la brujería. Los antiguos egipcios utilizaban amuletos en forma de collar. Entre los griegos recibía el nombre de phylakt?rion. Los amuletos judíos, tiras de pergamino que contenían pasajes de la Ley, eran empleados por la Escuela Farisaica como símbolos de piedad, sin embargo igualmente se utilizaban para resguardarse de los malos espíritus o distanciar la desgracia. El uso de amuletos pasó a la Iglesia cristiana con la inscripción de ichthys (en griego ‘pez’), nombre que contenía las iniciales correspondientes a las palabras griegas de Jesucristo, Hijo de Dios, El Salvador. Los gnósticos utilizaban piedras abraxas, gemas que llevaban inscrita esta palabra griega. Los amuletos se transformaron en un objeto tan común entre los cristianos que en el siglo IV se prohibió al clero su fabricación o uso bajo pena de quedar privados de sus órdenes sagradas; en el año 721 el uso de amuletos fue condenado de forma solemne por la Iglesia. Con el avance de la ciencia astronómica árabe, el amuleto astrológico, o talismán, se hizo cada vez más popular. El uso de amuletos es una práctica casi generalizada en la totalidad del Oriente Próximo.

— 27 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *