Amor cortés

Amor cortés, código de conducta que definía las relaciones entre embelesados correspondientes a la nobleza en Europa occidental a lo largo del medievo. Influido por las ideas coetáneas de la caballería y del feudalismo, el amor cortés requería la adhesión a ciertas normas elaboradas en las canciones de los trovadores, entre finales del siglo XI y los últimos años del siglo XIII, que provenían inicialmente de la obra Ars amatoria del poeta romano Ovidio.

Según esas tradiciones, un noble, por lo general un caballero, embelesado de una mujer comprometida de igual o a veces más elevada alcurnia, tenía que procurar de esclarecer su religiosidad a través de gestas heroicas y escritos amorosos, presentados de forma anónima a su amada. Una vez que los amantes se habían enterado uno al otro y consumado su ímpetu, tenía que conservarse en completo secreto. Puesto que, en el medievo, la mayoría de los matrimonios entre la nobleza no eran más que meros contratos de negocios, el amor cortés era una forma de adulterio admitido; esto era así porque no suponía una amenaza ni al contrato matrimonial ni al sacramento religioso. Lo cierto es que, la infidelidad entre los amantes era identificada más inmoral que el adulterio de esta relación fuera del matrimonio.

La literatura sobre la tradición del amor cortés incluye obras como Lancelot, del poeta francés del siglo XII Chrétien de Troyes, Tristán e Isolda (1210), de Gottfried von Strassburg, Le Roman de la rose (hacia 1240) de Guillaume de Lorris y Jean de Meun, y los romances concernientes a la leyenda del monarca Arturo. El asunto del amor cortés fue desarrollado en la Vita nuova (Vida nueva, c. 1293), y en la Divina Comedia (hacia 1307) de Dante Alighieri, y en los sonetos del poeta italiano del siglo XIV Petrarca.

— 38 visualizaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *