Escuelapedia.com Historia Absolutismo en Inglaterra (Resumen)

Avisos google

Absolutismo en Inglaterra (Resumen)

Absolutismo en Inglaterra

El absolutismo en Inglaterra comenzó con la centralización del poder en la figura del monarca, en la segunda mitad del siglo XV, después de la Guerra de los Cien Años y la Guerra de las Dos Rosas. Fue la dinastía Tudor (Enrique VII de Inglaterra fue el primer monarca), que consiguió obtener, a partir de 1485, apoyo del Parlamento británico y de la burguesía, favoreciendo la formación del sistema absolutista en el país.

Principales características del absolutismo en Inglaterra

  • Poder centralizado. Poder concentrado en manos del monarca, que controló la política, la justicia y la economía de Inglaterra.
  • Control del monarca sobre la religión. Enrique VIII rompió con la Iglesia católica y estableció la Iglesia anglicana.
  • Rivalidad entre dinastías. Las familias reales de diferentes casas pugnan por el control del poder.

Principales dinastías y sus logros

Dinastía Tudor

Gobernó Inglaterra entre 1485 y 1603.

El principal monarca de esta dinastía fue Enrique VIII, quien controló el Parlamento inglés y, a través de la promulgación del Acta de supremacía (1534), convirtió el anglicanismo en la religión oficial.

Isabel I, hija de Enrique VIII, dio un gran impulso al mercantilismo en Inglaterra, haciendo del país una potencia marítima. Durante su reinado comenzó la colonización de América del Norte (regiones del actual Estados Unidos y Canadá).

Dinastía Estuardo

Gobernó Inglaterra entre 1603 y 1714.

Uno de los reyes más importantes de esta dinastía fue Jacobo I de Inglaterra y VI de Escocia, quien gobernó entre 1603 y 1625. Tuvo éxito en la unión de Escocia con Inglaterra. Tuvo gran apoyo de la nobleza, pero sufrió la fuerza del Parlamento. Utilizaría la persecución religiosa para imponer el anglicanismo.

Hijo de Jacobo I, Carlos I de Inglaterra era otro importante rey absolutista inglés. Su gobierno se desarrolla entre 1625 y 1648. Buscando reducir y controlar el gobierno de este monarca, el Parlamento entró en conflicto directo con él. Como respuesta, Carlos I disolvió el Parlamento como una manera de restaurar los poderes absolutos de la monarquía. Este conflicto de poderes fue una de las principales causas de la guerra civil ocurrida en Inglaterra entre 1641 y 1649. Dirigida por Oliver Cromwell, los opositores del rey salieron ganadores. Carlos I fue ejecutado a pedido del Parlamento, sepultando así el absolutismo en Inglaterra.

Recomendado