Avisos google

Abejas

Abejas

Las abejas existen desde hace más de 20 millones de años. Aparecieron antes de la llegada del hombre. Abeja es la denominación común de varios insectos pertenecientes al orden Hymenoptera de la superfamilia Apoidea, subgrupo Anthophila.

La actividad dedicada a su ‘domesticación’ es conocida como apicultura. La apicultura es una técnica centrada en explorar racionalmente los productos de las abejas cuyos primeros indicios de uso datan del año 2400 a.C. ubicándose en el antiguo Egipto. No obstante, la miel ya era un producto conocido en el 5000 a.C. a través de los sumerios. Egipcios y griegos desarrollaron los primeros métodos rudimentarios en el manejo de las abejas que sólo sería perfeccionado a finales del siglo XVII por apicultores como Lorenzo Langstroth –pionero en asentar las bases de la apicultura moderna.

Hoy las abejas dejaron de ser vistos como insectos peligrosos y agresivos. El hombre, a través de sus estudios pasó a comprender su naturaleza y dinámica de trabajo aprendiendo a convivir con ellas y respetando sus características y particularidades.

Criar abejas de forma racional requiere de muchos cuidados con instalaciones favorables, alimentación, utensilios y principalmente mucha delicadeza en el manejo de estos insectos sin importar el número de colmenas.

La vida de las abejas

Hoy sabemos que una abeja reina vive hasta los 5 años porque es alimentada con jalea real mientras que una abeja obrera vive apenas 42 días, pues no recibe el mismo tratamiento.

Las abejas son insectos sociales que habitan en colonias. Ellas son conocidas desde hace más de 40.000 y su labor para la polinización ha tenido implicaciones enormes en la naturaleza y en el ser humano ayudando a la agricultura en la producción de miel, jalea real, cera, propóleos (un potente antibiótico) y polen.

En cada colmena existen alrededor de 80.000 abejas y cada colonia es constituida jerárquicamente por una única reina, decenas de zánganos y miles de abejas obreras.

Particularidades de las abejas

Hoy sabemos que una abeja reina vive hasta los 25 años porque es alimentada con jalea real mientras que una abeja obrera vive apenas 42 días, pues no recibe el mismo tratamiento.

Las abejas son insectos sociales que habitan en colonias. Ellas son conocidas desde hace más de 40.000 y su labor para la polinización ha tenido implicaciones enormes en la naturaleza y en el ser humano ayudando a la agricultura en la producción de miel, jalea real, cera, propóleos (un potente antibiótico) y polen.

En cada colmena existen alrededor de 80.000 abejas y cada colonia es constituida jerárquicamente por una única reina, decenas de zánganos y miles de abejas obreras.

Cada colmena tiene una abeja reina. Ella es muy fértil y llega a poner mil huevos al día. La abeja reina es responsable de la reproducción. Puede vivir hasta 25 años, mientras que una abeja obrera vive solo dos meses, en promedio.

Las abejas son responsables de la polinización de las plantas. En la búsqueda de su alimento en las flores, llevan junto al cuerpo el polen para otras plantas, posibilitando así la reproducción de las mismas.

En una colmena, las abejas tienen una jerarquía: las abejas obreras trabajan duro para llevar alimentos (néctar y polen) y se encargan de la vigilancia, la limpieza y el cuidado de las larvas. Los zánganos tienen la función exclusiva de procrear con la reina y garantizar la reproducción. La abeja reina se encarga exclusivamente de la formación de nuevas abejas.

Cuando existen dos abejas reinas en una única colmena, ellas luchan hasta la muerte para determinar quién asumirá la exclusivamente la misión de garantizar la reproducción de la colonia.

Las abejas tienen cinco ojos: dos menores principales y tres por delante en la parte superior de la cabeza. También tienen antenas sensibles, dos pares de alas y una lengua para chupar el néctar de las flores.

Las abejas hacen la miel dentro de la colmena para servir de alimento. La jalea real también se produce y sirve para alimentar a la abeja reina.

Cuando se sienten amenazados, las abejas pueden picar al animal con su aguijón. La picadura es dolorosa y puede provocar infección. Aunque este veneno es inofensivo para la mayoría de los seres humanos, pueden llevar a la muerte si una persona es alérgica o sensible a picaduras de este insecto.

Una abeja puede producir, en promedio, cinco gramos de miel por día.

Contenidos recomendados
Recomendado